La pedanía de Viloria es perfectamente conocida en todo el Bierzo Alto e incluso fuera. Un pueblo como tantos otros en el que desde hace siglos abundan huertas, que hay que regar. El riego en muchas partes ha supuesto un problema desde tiempos inmemoriales (hay mucha documentación al respecto) y también en Viloria que aunque situada muy cerca del río Tremor ( y del Boeza) tiene sus huertas situadas varios metros por encima del cauce de estos ríos en la zona donde estos se hallan mas próximos a las huertas. La solución a este problema se intentó al parecer hace muchísimos años; pero es complicada, debido a la naturaleza del terreno (relieve y otros aspectos) y según mis datos no fue hasta el año 1987,cuando se decidió acometer una obra de cierta magnitud que según mis viejos apuntes de campo (topografía) se continuó en el año 1992 e incluso después. La idea es sencilla. Se hizo una captación aguas arriba de las fincas (casi 2 km) y a partir de aquí se hizo una conducción soterrada en su práctica totalidad y con una serie de arquetas (unas 19 en total debe haber actualmente). La idea es que el agua “por su propio peso” recorra esos casi 2 km (deben ser exactamente 1848) y punto.

En el año 2012 de nuevo fue preciso realizar obras de remodelación de esta conducción de agua para el riego que según mis datos ya se puso en marcha en 1993;pero que como toda obra requiere un mantenimiento. Al igual que en las primitivas obras del siglo pasado mi labor se debía limitar a las cuestiones de topografía, pero a diferencia de lo que ocurría a finales de los 80 del siglo pasado, ahora me fijé en algo mas que la topografía. Es evidente que la topografía es importante yo diría que imprescindible pero también es importante, tanto como la topografía la rama de la física conocida como Hidrodinámica o Mecánica de Fluidos. En este punto es donde me parece que mis amigos de Viloria estaban un poco perdidos y,…..¡¡también yo hace algunos años¡¡. En las numerosas conversaciones que mantuve con ellos durante la realización de las obras pude percatarme de que eso de vigilar la pendiente lo entendía muy bien; pero que nombres como Bernouilli y otros muchos les sonaban a chino. Es lógico que así sea.

La Ciencia tiene múltiples aplicaciones prácticas y desde luego el diseño óptimo de una conducción de agua para riego es un buen ejemplo. La Mecánica de Fluidos pueda tener mucho que ver pues con las lechugas o los tomates. Pero la Mecánica de Fluidos debe mucho a las enseñanzas de Bernouilli, Torricelli, Venturi, Pitot, y otros investigadores mas.

La obra en líneas generales está bien hecha o mejor dicho todo lo mejor que fue posible dados los medios disponibles y las necesidades del riego (muchas arquetas). No obstante si cuando en los años 80 del pasado siglo yo me encargué de las labores de topografía hubiese sabido lo que ahora se de Mecánica de Fluidos, quizá podría haber aportado alguna idea interesante. Ahora lo mas sensato es ( así se hace) mantener la obra y punto. En cualquier caso y aunque sólo sea como medida preventiva si entregué a los vecinos de Viloria un ESTUDIO HIDRAULICO, que seguramente no les será de mucha utilidad (habría que haberlo hecho hace ya muchos años, antes de hacer la obra);pero que si es suficiente para que en lo sucesivo tengan en cuenta que hay una parte de la Física (Mecánica de Fluidos);que se ocupa del estudio matemático de las conducciones de agua entre otros asuntos. No sólo se trata de nivelar la tubería para que “tenga una caída” uniforme. Hay otras muchas cuestiones muy importantes.

Lógicamente es imposible explicar aquí en que consiste la Mecánica de Fluidos. Hay muchos libros sobre el tema. No son sencillos de entender pues están llenos de fórmulas matemáticas complejas; pero son de gran utilidad para resolver un sinfín de problemas prácticos. Habría que empezar, por ejemplo, por entender perfectamente el significado de la “enigmática” fórmula matemática que inserto en la fotografía que presento de la conducción de agua en cuestión. No obstante digamos que hay unas ideas que son la clave o el punto de partida y que se basan en el concepto formulado por Daniel Bernouilli de las tres energías que hay en una corriente de agua. La diferencia de cota entre el punto de captación del agua y el punto de llegada (prácticamente 5 metros en el caso de Viloria); es uno de los datos clave para saber a que velocidad llegará el agua a su destino. Si no hubiese pérdidas de carga (rozamiento del agua contra las paredes de la tubería, remolinos en las arquetas) la velocidad de salida del agua sería de 9,9 m/s. Sin embargo en 1848 metros de recorrido y con las 19 arquetas y con posibles pérdidas de agua (fugas) la energía perdida (pérdida de carga) es considerable. Es uno de los datos numéricos que habría que calcular en un estudio hidráulico. El agua sale a una velocidad del orden de 1 m/s. Las pérdidas de carga son imposibles de eliminar, sólo se pueden reducir, limpiando ,por ejemplo, las tuberías. Para este menester sería útil un estudio hidráulico, que yo empecé a efectuar pero que aun no he terminado entre otros motivos porque sospecho que no tengo datos suficientes para hacerlo y porque implica la toma de muchas medidas y la realización de muchos cálculos. Es en definitiva un estudio matemático.

En cualquier caso estamos ante un claro ejemplo de como la Ciencia tiene múltiples aplicaciones; hasta incluso para regar lechugas. Señalo por ultimo que el Sr. Daniel Bernouilli (1700-1782),no era evidentemente español y jamás supo siquiera (es lo mas probable) que existía en León un pueblo llamado Viloria, al lado de Bembibre. Pero fue una de los sabios mas notables de todos los tiempos que legó a la Humanidad una serie de conocimientos que aún hoy día son de gran utilidad hasta para regar los pimientos y las lechugas del pueblo. Adjunto, como he dicho una foto de la conducción de agua de Viloria y sobre ella una expresión matemática del llamado Teorema de Bernouilli. Basándome en las enseñanzas de Bernouilli y otros voy a proponer a mis amigos de Viloria algunas ideas mas que quizá les sirvan para mejorar el rendimiento de esa traída de agua para el riego que tanto les interesa por evidentes razones.

Rogelio Meléndez Tercero

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos