La administración asegura que busca el consenso

El Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó ayer el proyecto de Ley  por el que se reforma la Ley aprobada en marzo de 1991 por la que se crea y regula la Comarca de El Bierzo. La nueva norma "impulsará el futuro de la comarca con más competencias, equilibrio territorial, refuerzo democrático e incremento de la financiación", aseguran desde la Administración Autonómica. "El texto, que será remitido a las Cortes de Castilla y León para su debate, es fruto de un proceso de diálogo y búsqueda de consenso".

El texto del nuevo proyecto de Ley de la Comarca de El Bierzo, elaborado por la Consejería de Interior y Justicia tras un proceso de diálogo y participación, pretende conseguir una institución comarcal con mayor autonomía competencial y financiera, y con una más adecuada representatividad de las fuerzas políticas. La reforma se centra en cinco aspectos principales; el territorio, las competencias, la representación política de los ciudadanos, la organización y los recursos financieros.

En lo referente al territorio, establece definitivamente los municipios de la comarca, con la inclusión de Palacios del Sil, lo que a su vez cerraría el proceso contencioso administrativo abierto entre la Junta de Castilla y León y el Consejo Comarcal por este asunto.

La Comarca de El Bierzo está integrada por los municipios de Arganza, Balboa, Barjas, Bembibre, Benuza, Berlanga del Bierzo, Borrenes, Cabañas Raras, Cacabelos, Camponaraya, Candín, Carracedelo, Carucedo, Castropodame, Congosto, Corullón, Cubillos del Sil, Fabero, Folgoso de la Ribera, Igüeña, Molinaseca, Noceda del Bierzo, Oencia, Palacios del Sil, Páramo del Sil, Peranzanes, Ponferrada, Priaranza del Bierzo, Puente de Domingo Flórez, Sancedo, Sobrado, Toreno, Torre del Bierzo, Trabadelo, Vega de Espinareda, Vega de Valcarce, Villadecanes y Villafranca del Bierzo.

En cuanto al segundo punto, la Comarca recibe nuevas competencias y, además, se refuerza su capacidad para tomar decisiones en sus áreas. Las competencias que tendrá son ordenación del territorio, urbanismo, salud pública, asistencia social, servicios sociales, desarrollo comunitario, familia, juventud, mujer, prevención y protección del medio ambiente, turismo, artesanía, agricultura y ganadería, montes, energía y minas, industria, ferias y mercados comarcales, enseñanza, defensa de los consumidores y usuarios y protección civil.

Además, la Junta de Castilla y León se obliga a la firma de convenios de colaboración cada cuatro años para este desarrollo competencial, después de que los convenios firmados hasta la fecha se hayan mostrado como una fórmula efectiva.

En cuanto a la mejora del funcionamiento y a la organización, se refuerza el sistema democrático al facilitar la acción del ejecutivo dentro de la Junta de Gobierno y el control de su labor por parte de la oposición en el Pleno. La Junta de Gobierno podrá contar con un mínimo de siete miembros y un máximo igual al tercio del total del pleno, además del presidente, que es quien propondrá los nombramientos.

Entre los miembros se podrá designar hasta tres vicepresidentes. Además, también como refuerzo democrático, el nuevo texto incluye las posibilidades de destitución o cese del presidente mediante moción de censura o pérdida de una cuestión de confianza. Otra novedad recogida en la normativa es la creación de una Asamblea de Ediles, en la que estarán representados todos los municipios de la comarca, y que será un órgano de estudio y de asesoramiento en materias de importancia como los presupuestos anuales del Consejo, el reglamento ordinario, las ordenanzas o los planes plurianuales de la Comarca.

El cuarto punto, el régimen electoral, establece un sistema más representativo y con más equilibrio del territorio. Se fija en 27 el número de consejeros comarcales, que saldrán elegidos de seis zonas electorales, que representan las diferentes áreas. Las zonas son Ancares-Sil, Bierzo Alto, Bierzo Central, Cabrera Suroeste, Bierzo Oeste y Ponferrada. Cada zona tendrá, al menos, un consejero y no podrá tener más de un tercio del total de los consejeros.

Por último, en lo referente a la financiación estable y suficiente para que la Comarca desarrolle sus competencias y funciones, la Junta de Castilla y León fijará cada año una cantidad nominativa en los Presupuestos Generales de la Comunidad para los gastos corrientes de la Comarca y otra para las inversiones generales del Consejo. Además, todas las inversiones de la Junta de Castilla y León en ejecución de políticas sectoriales en la Comarca serán al 100%, sin que el Consejo tenga que aportar porcentaje alguno. El incremento de todas estas cantidades de financiación podrán concretarse en los convenios cuatrienales que se firmarán entre la Junta de Castilla y León y el Consejo Comarcal.

Transcurridos 19 años desde la creación de la Comarca de El Bierzo, la Junta de Castilla y León ha elaborado este anteproyecto después de que tanto la administración autonómica como otras instituciones, las formaciones políticas y los agentes económicos y sociales hayan coincidido en la necesidad de modificar y modernizar la ley.

Tras los trabajos iniciales, la consejería de Interior y Justicia presentó, en julio del año pasado, un documento de bases para recibir aportaciones y abrir un proceso de búsqueda de consenso y de enriquecimiento de la futura ley. Tras este proceso y la elaboración del anteproyecto, la Junta de Castilla y León envió el texto a la Diputación Provincial de León, al Consejo Comarcal y a la Federación Regional de Municipios y Provincias para recibir sus alegaciones. Tras este paso, el documento pasó por el Consejo Consultivo antes de ser aprobado por el Consejo de Gobierno.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador