El enfrentamiento fue característico la última semanaEl Gobierno abre un expediente para investigar el paradero de fondos públicos que debieron servir para pagar las nóminas 

“Decepcionante”. Así es como califican los sindicatos la reunión mantenida en la tarde noche de ayer en el Ministerio de Industria que, lejos de acercar posturas y conseguir una solución al conflicto minero, ha provocado la convocatoria de cuatro días de huelga del sector, en este caso general en todas las comunidades autónomas con cuencas mineras, y el mantenimiento de las medidas de presión en la comarca berciana.

Los días 22, 23, 29 y 30 de septiembre las federaciones de industria de los dos grandes sindicatos, Comisiones Obreras y UGT, mantienen la huelga general del sector. Sin acuerdo en la reunión de anoche, el punto más destacado es que el Gobierno anuncia que abrirá un expediente a los grupos Alonso y Viloria para investigar el destino de ayudas públicas por valor de 380 millones de euros vulnerando el acuerdo firmado en mayo por el que acordaron el pago de los salarios hasta agosto.

El Gobierno no está por labor de aportar más dinero público a las empresas mineras sin conocer cómo se han gastado esos fondos. Es más, en virtud del último acuerdo de mayo, los empresarios mineros aceptaron aquellos fondos públicos que serían suficientes para pagar las nóminas.

Los sindicatos esperaban más de aquella reunión y valoran como "insuficientes" los acuerdos. Concretamente, esperaban que se exigiera el pago inmediato de las nóminas y el Real Decreto.

Mientras tanto, los trabajadores siguen en el mismo estado: sin cobrar y sólo con el anuncio de pago de media nómina correspondiente al mes de julio. Ante esta tesitura, los mineros no están dispuestos a ceder ante la falta de acuerdo de la última comisión de seguimiento del Plan del Carbón que, lejos de solucionar su precaria situación, sólo les provoca una incertidumbre mayor.

Otro de los aspectos destacados es la aplicación del polémico Real Decreto del Carbón que la Comisión Europea ha venido demorando en los últimos meses. El Gobierno espera el visto bueno de Bruselas que se hace rogar, y las últimas noticias son que verá la luz el entre los días 24 y 29 de septiembre. Sin embargo, nadie puede confirmar todavía que la Comisión Europea dé el visto bueno a este Real Decreto y sólo existe una confianza ciega del Gobierno central por que la aprobación sea una realidad, a expensa del pronunciamiento del órgano comunitario.

Las acciones de protesta seguirán su curso: se mantiene el encierro de 13 trabajadores en Tremor, la concentración en tiendas de campaña de un grupo de mineros en Ponferrada frente a la sede de sus respectivos patronos, la huelga de hambre de cuatro de estos mineros, todo ello a costa de su salud personal, y se anuncia que las medidas de presión se van a recrudecer.

Abajo se muestra el documento firmado el pasado mes de mayo con los acuerdos que no han solucionado problema alguno a los trabajadores. El acuerdo fue firmado por organizaciones sindicales, patronales y el Gobierno. Imagen que mostraban los trabajadores en recientes protestas

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador