En la superficie esperan una solución al problemaOtro minero encerrado en el pozo Casares tuvo que abandonar anoche su aislamiento por problemas de salud. Un fuerte dolor de espalda obligó a Augustus, de nacionalidad polaca, a abandonar el encierro después de 12 días a más de 600 metros de profundidad.

La situación que se vive en el pozo Casares, con un porcentaje elevado de humedad, el escaso margen de movimientos y las dificultades para encontrar posturas cómodas para descansar, motivaron esta nueva baja que se suma a la de José Antonio Duarte, que el cuarto día abandonó el encierro también por problemas de salud. Aunque en el caso de Duarte fue por problemas respiratorios, el caso de Augustus, de 55 años de edad, se debe a los dolores en la espalda.

Una ambulancia se desplazó hasta la superficie del pozo para trasladar al minero al Hospital del Bierzo.

Un número de cuenta para apoyar a los mineros

Los compañeros de los mineros encerrados y los responsables de los sindicatos abrieron ayer en la sucursal de Caja España una cuenta para quienes quieran voluntariamente apoyar esta reivindicación minera, expresamente para la alimentación y abrigo de los mineros encerrados en Casares. Las personas interesadas en hacer alguna aportación podrán hacerlo en cualquier oficina de Caja España en beneficio de Agrupación Minera en Huelga.

En otro orden, el último Pleno de Torre del Bierzo acordó destinar dietas y asignaciones de los concejales de la Corporación por valor de más de 1.000 euros para este fin.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador