La asociación de municipios mineros Armi también participará en la macromanifestación del próximo jueves en Ponferrada en defensa del sector bajo el lema “Armi, por el carbón”. La Comisión Ejecutiva de la asociación aprobó un manifiesto en que exigen el pago de las nóminas “para poner fin a un problema que, lamentablemente, se está prolongando en el tiempo, con el consiguiente sufrimiento de los trabajadores y de sus familias”.

Sin embargo, desde Armi ponen de manifiesto que este problema no es algo nuevo sino que “ya se ha vivido en el pasado” en las comarcas mineras que “sufrieron antaño fuertes reconversiones que se acometieron con la esperanza de lograr un futuro sostenible para la actividad minera”.

Y es que, “sin la permanencia del carbón, no tendría sentido el esfuerzo realizado por todos –trabajadores, empresas y gobiernos locales, autonómicos y nacionales–. Tampoco tendrían sentido las cuantiosas inversiones realizadas en avances técnicos para mejorar el rendimiento de las explotaciones o las condiciones medioambientales”.

Consideran necesario que “el esfuerzo de restructuración, a veces traumática, realizado por todas las partes implicadas debe verse ahora continuado en la apuesta firme e inequívoca por parte del Gobierno de la Nación en pro de la estabilidad del sector y del mantenimiento imprescindible en, al menos, sus volúmenes actuales de producción y empleo en el futuro”.

Unos argumentos con los que urgen al Gobierno la aplicación “inmediata” del Real Decreto del Carbón que garantice la continuidad de las explotaciones “que han sobrevivido a la reestructuración del sector, pues de ello depende no sólo el empleo de muchos sino el futuro de nuestros municipios”. En consecuencia, “apoyamos las movilizaciones y demás acciones reivindicativas que se están llevando a cabo por los trabajadores y exigimos el pago inmediato de las nóminas adeudadas”.

“Por otra parte, no debemos olvidar que las dificultades que afectan al carbón en España se inscriben en una problemática aún mayor, caracterizada por una total incertidumbre acerca del futuro de dicho sector, no sólo en nuestro país sino en el resto de Europa, y todo ello a pesar de haber sido declarado “estratégico” por las autoridades competentes. Sin embargo, el sector de la minería del carbón ve ahora comprometido su futuro en la propuesta de Reglamento del Consejo en materia de ayudas estatales a las empresas del carbón. A nuestro juicio, dichas ayudas deberían mantenerse de forma que se cree un marco estable para el desarrollo de la industria del carbón, presidido por el principio de reserva estratégica y no condicionado a un contexto de un plan de cierre”, concluye el manifiesto.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador