Foto facilitada por Ecobierzo donde se invita al reciclajeLa Asociación Cultural Ecobierzo registró este viernes, amparándose en la ley que protege el derecho de acceso a la información en materia de medio ambiente, un escrito dirigido al presidente del Consorcio Gersul y a sus vicepresidentes -alcaldes de León, Ponferrada, San Andrés del Rabanedo y presidente del Consejo Comarcal del Bierzo- solicitando documentación que acredite el cumplimiento de la legislación medioambiental que debe acatar la entidad explotadora del CTR provincial (UTE Legio VII), la entidad promotora (GERSUL)  y los ayuntamientos de la provincia de León.

Con este fin  se ha pedido al presidente del Consorcio los Pliegos de Cláusulas Administrativas y Condiciones Técnicas que rigen la adjudicación de la explotación del CTR; el Análisis económico con el que se justificó la autorización del CTR y las Memorias Anuales de gestión de la actividad que la entidad explotadora está obligada a presentar ante la autoridad competente.

“Esta petición es toda idéntica a la presentada por Ecologistas en Acción de la provincia de León, el 9 de enero de 2010, y que fue desatendida por el Consorcio presidido por José Antonio Velasco”, lamentan desde la asociación. “Tal proceder motivó que el Colectivo ecologista presentase ante el Procurador del Común, el pasado verano, una queja contra la deficiente gestión del CTR que continúa en trámite y que podría llegar a las Cortes”.

Ecobierzo recuerda la responsabilidad que tienen los grandes ayuntamientos en el aumento desorbitado de la tasa, -como el de León, o el de San Andrés de Rabanedo, cuyas elevadas deudas con el Consorcio hacen recaer sobre los demás contribuyentes la carga de los intereses del impago y dificultan su funcionamiento.

También solicitan a los partidos, o al órgano competente, su intervención para exigir “transparencia a Gersul” y que se atiendan las peticiones formuladas, entregando la información legalmente solicitada a ambas entidades ecologistas.

Asimismo solicitan a la Junta de Castilla y León aclaraciones sobre “el adeudo millonario, equivalente al 40% del precio de la construcción del CTR, al que nunca atendió, y del que nunca más se volvió a oír hablar, despreocupándose ésta por completo de un pago que ha tenido que ser asumido por los contribuyentes”.

Ecobierzo denuncia que el nivel actual de reciclaje en el CTR  de San Román de la Vega resultaría inferior al 30%, cuando el contrato de adjudicación a la UTE que gestiona su funcionamiento especificaba que se alcanzaría un 80%. “Este hecho ha provocado que los vasos de depósitos, con una durabilidad estimada para dos décadas, estén próximos a su plenitud en apenas algo más de un lustro. Además tampoco se han cumplido otras promesas de aprovechamiento de los residuos que debían generar al Consorcio unos ingresos suplementarios”, añaden.

La asociación exige que se cumplan las exigencias que impone  la legislación medio ambiental de aplicación: el Real Decreto 1481/2001 de vertederos y condicionado ambiental de la Autorización concedida a las instalaciones del CTR de San Justo de la Vega por la Junta de Castilla y León y la Confederación Hidrográfica del Duero.

Ecobierzo propone la realización de una auditoría de las cuentas del CTR que establezca las responsabilidades “en relación con su mala gestión y que se aclaren cuestiones cómo la subida en un más del cien por ciento de la tarifa aplicada a la tonelada de residuos tratada de un año para otro, porqué no se atendió a la contratación de otra empresa en esas condiciones y por qué no se han aprovechado os ingresos suplementarios previstos”.

Finalmente, Ecobierzo denuncia “la falta de transparencia” en el actual modelo de gestión, que considera “antiecológico y centralizado,  que  impide la participación  pública, descarta los objetivos de prevención y reducción de los residuos generados, e imposibilita la recogida selectiva de los residuos biodegradables”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador