La empresa ubicará el proyecto a 1 kilómetro de MatachanaUna empresa berciana ha presentado proyecto para poner en marcha una planta de gestión de residuos industriales no peligrosos con vertedero en una finca de 18,9 hectáreas en la localidad de Matachana (a 800 metros de esta población y 1 kilómetro de Villaverde de los Cestos). Una iniciativa que plantea una inversión de 44 millones de euros y 75 puestos de trabajo. Pero en los pueblos más próximos no todas las voces son favorables: los que se oponen a este proyecto cuestionan que los residuos se depositen en ubicaciones próximas a la población además de que temen que se desprendan malos olores, ruido y polvo.

Esta planta de gestión de residuos contará con una infraestructura completa para reciclaje, inertización, tratamiento de residuos orgánicos, gasificación de madera y residuos orgánicos no contaminados, acopio de tierras contaminadas y depósito controlado para residuos no peligrosos, según el proyecto que presentó para la correspondiente licencia ambiental.

Este proyecto, que presentó la empresa a los vecinos de Matachana en una primera reunión, y a los de Villaverde en un segundo encuentro, no ha convencido a todos los ciudadanos de las poblaciones limítrofes por las características del mismo. De hecho, en la última reunión de Villaverde de los Cestos los vecinos que se opusieron a esta infraestructura pusieron de manifiesto su temor por que sus propiedades se vean afectadas por una devaluación por estar próximas a un vertedero.

Pero temen además que el tránsito de los camiones provoque olores a su pase, levante polvos además de cuestionar determinados productos que se van a depositar, como lodos, estiércoles, vacíos ganaderos o productos farmacéuticos.

La empresa aseguró que no habría problema de ningún tipo ya que se va a cumplir la legislación ambiental con el proyecto que presentan.

El alcalde dice que “no habrá peligro ni para ciudadanos ni trabajadores”

También el alcalde de Castropodame, Julio Anta, aseguró en la emisora Fórmula Hit Bierzo que  se trata de residuos “no contaminantes, y así lo hemos podido ver en la documentación que no habrá peligro ni para los ciudadanos ni para los trabajadores”.

En cualquier caso, también recordó que este proyecto deberá someterse a la valoración taxativa de la ley de tal modo que “no quiere decir que se vaya hacer así porque la Junta dará un permiso para los residuos que estén autorizados”. Por esta razón, se posicionó favorable a esperar por la resolución final.

Sobre las críticas directas que ha recibido este proyecto, Anta las atribuyó a “algún que otro mal entendido con un grupo de gente que no quiere”, y reprochó que “como tienen su vida resuelta se acogen a un hierro ardiendo para poner pegas y que quede tranquilo el pueblo, que no haya tráfico. Pero aquí estamos hablando de un municipio y con este proyecto podemos decir que tendremos pleno empleo”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador