Los vecinos de Villaverde ya tienen experiencia con el vertedero que se ubicó cerca del pueblo con motivo de la huelga de Gersul115 vecinos de la localidad de Villaverde de los Cestos dieron un no rotundo, la tarde ayer lunes día 28, al proyecto de construir una planta vertedero entre esta localidad y la de Matachana, ambas del municipio de Castropodame.

El objetivo de la instalación, según la memoria inicial presentada por la empresa interesada, sería el “tratamiento de todos los tipos de residuos industriales no peligrosos que se generen en la provincia de León”, lo que es considerado un auténtico despropósito por los vecinos, dada la cercanía del terreno donde se ubicaría el vertedero a las dos poblaciones citadas, de las que dista 400 y 1.000 metros aproximadamente; y a la de Bembibre, a unos 2 kilómetros en línea recta.

Otros aspectos negativos serían la magnitud del vertedero que ocuparía 18,91 hectáreas –unas 25 veces la superficie del Estadio Santiago Bernabeu-, y la cantidad y diversidad de residuos que recibiría: cartón, plástico film, polietileno, poliestireno, madera, materiales férricos, lodos de depuradora, estiércoles y contenido del tubo digestivo de animales, subproductos animales no destinados a consumo humano, residuos agrícolas, residuos de industrias agroalimentarias, residuos de industrias farmacéuticas no contaminantes. Ello implicaría que todos los días cruzasen por la calle principal de Villaverde de los Cestos –en algunos lugares muy estrecha- una media de 20 camiones de 25 toneladas cada uno, primero cargados y luego vacíos, por lo que “transitar a pie por ella sería poco menos que una peligrosa trampa”.

Pero lo que más ha indignado a los vecinos es el ocultismo de los políticos conocedores del proyecto, quienes lo mantuvieron en total secreto hasta la pasada semana cuando apenas queda plazo legal para presentar recurrirlo, si bien ellos lo sabían porque las prospecciones para el reconocimiento geotécnico del terreno donde de ubicaría el vertedero ya se hicieron el 21 de junio del pasado año.

Y a mayores de todo lo anterior y de los ruidos y malos olores que desprenderá, están los peligros que este tipo plantas supone para la salud de los habitantes del entorno –unas 12.000 personas en un radio de 2 kilómetros-. En este sentido ha resultado decisivo para dar a conocer los peligros potenciales de este tipo de plantas, la información y la “literatura científica” remitida desde Alemania por el científico bembibrense Dr. Ángel Alonso, investigador en el Centro Nacional Alemán de Investigaciones sobre el Cáncer de Heidelberg, quien en todo momento brindó su asesoramiento y apoyo a los vecinos de la zona, y su rechazo absoluto a la instalación de la planta en el citado lugar.

Desde ayer mismo se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para oponerse a la construcción del vertedero, no descartándose futuras actuaciones más contundentes si los políticos responsables no reconsideran su postura y rechazan definitivamente el proyecto.

Dada la proximidad de las elecciones municipales, los vecinos exigirán además a todos los candidatos y acompañantes que pasen por Villaverde de los Cestos que se posicionen claramente con respecto al proyecto, para que en el futuro no se encuentren con casos como el actual, en que se sienten burlados y vendidos.

Consideran también una tomadura de pelo, el que algunos responsables políticos hablen de la creación de 75 puestos de trabajo para avalar su postura, máxime cuando la propia empresa promotora “no cuantifica en ningún lugar del documento escrito el número de puestos” que se van a crear. “Se creen que somos tontos” –decían algunos vecinos, nerviosos y alterados.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador