A pesar de que el día amaneció inapacible, lo que motivó que algunas localidades que habían confirmado su asistencia no hicieran acto de presencia, el acto resultó todo un éxito, gracias a la vistosidad de los pendones expuestos. Una tormenta a media tarde, cuando ya se había iniciado el concurso de baile de pendones, obligó a las agrupaciones a recoger sus respectivos estandartes para evitar que sufrieran daños por la lluvia. No obstante, pasada la tormenta, y ya en la tarde-noche la fiesta continuó con el baile amenizado por una orquesta.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador