Hace dos años, las fiestas de Villaverde de los Cestos sirvieron para reconocer la labor del poeta visual Gustavo Vega en su localidad natal con la entrega de una calle. En esta ocasión también un personaje célebre, reconocido en el pueblo, ha recibido el cariño de su gente en un acto homenaje póstumo. Se trata de Antonio Alonso, el creador del museo privado de la Casa de los Escudos, un artista que consiguió confeccionar su obra a partir de piezas de desecho.

La antigua plaza de la Juventud pasa a denominarse plaza de Antonio Alonso, con dos placas próximas entre sí para dejar constancia de este hecho. Una de ellas en la casa donde nació el artista, entre numerosos vecinos que se dieron cita para participar en este homenaje, así como la Corporación municipal de Castropodame y los políticos Silvia Franco (senadora pro León), y Jaime González (diputado provincial).

Antonio Alonso nació en noviembre de 1930 en el seno de una familia de carpinteros. El alcalde pedáneo de Villaverde de los Cestos, Alfonso Pérez, destacó que este hecho pudo haber sido la clave para orientar la pasión del escultor.

Todo le valía para su obra: piezas de motores, chatarra, tornillos, hierros. Todo para confeccionar piezas con su correspondiente mecanismo que las articulara que, a la postre, se convirtieron en arte.

La obra de Antonio Alonso, destacó el pedáneo, no se circunscribe a su pueblo. Más allá de Villaverde Antonio Alonso ha sido reconocido en prensa provincial y nacional. En el acto aprovechó para recitar unas palabras que el ex profesor Jovino Andina publicó en Diario de León con motivo de un reconocimiento personal a la obra del artista.

La hija de Antonio Alonso, Carmen Alonso, reconoció la labor de su padre que falleció el pasado año, así como el orgullo que sintió hacia su pueblo y la pasión por su obra, que creó y guardó en su museo privado, la Casa de los Escudos, desde donde partían para exposiciones que hizo en varios puntos del país.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador