Numerosos ciudadanos han recibido en fechas recientes una providencia de apremio procedente del Consorcio Gersul reclamando el pago con intereses correspondiente a los residuos que gestiona el ente provincial. Un recibo que hay que mirarlo con lupa pues, un año más, los errores se suceden hasta tal punto que van colmando la paciencia de los ciudadanos del municipio y de otros puntos de la provincia, que deben presentar un recurso para que les solucionen el problema que les han causado.

No está de más revisar todos y cada uno de los recibos que empresas y administraciones generan por servicios prestados, según recomendaciones continuas de las asociaciones de consumidores. Pero un año más, los recibos de Gersul deben revisarse punto por punto por los errores que contiene, con más motivo si recibe una carta requiriéndole un pago del que no tenía conocimiento previo ni constancia, además con intereses y costes.

Entre las cartas que los carteros de Bembibre llevaban por el municipio la pasada semana a modo de providencias de apremio, es posible que haya recibido comunicación en que le requieren el pago por una actividad industrial cuando en realidad sólo es una vivienda familiar; circunstancias concretas en que exigen el pago a los dos cónyuges cuando la casa está a nombre de uno sólo, es decir, el pago por duplicado; o simple y llanamente el pago que ya ha realizado previamente. Y todo ello con los correspondientes intereses.

No es éste el único caso de recibos incorrectos. También se pueden constatar deficiencias en otros puntos de la provincia de León y en años anteriores. Así, entre las críticas que se escucharon procedentes de fuerzas políticas, el MASS ya advirtió en noviembre de 2007 que “los recibos están plagados de errores e incorrecciones. Los datos de las viviendas, locales e industrias no corresponden con los que figuran en el catastro por lo que multitud de propietarios de toda la provincia ya han anunciado que no pagarán esta tasa hasta que se corrijan”.

Sin embargo, ahí es donde surge el otro problema: que no se pague un recibo, aunque esté mal por enésima vez. Gersul no aprecia errores en la generación de recibos, a pesar de que se repiten año a año, razón por la cual la detección de los mismos por los ciudadanos debe comunicarse al ente provincial mediante recurso. La no presentación del mismo podría suponer la continuación del procedimiento, incluso a un requerimiento de embargo de bienes por impago de una deuda inexistente. Aunque los tribunales de justicia terminarían dando la razón a los contribuyentes, entre tanto el trastorno por los trámites.

Algunos ciudadanos sostienen que no van a mover un dedo máxime cuando el Ayuntamiento de Bembibre no tiene ventanilla única, lo que implica tener que realizar los trámites en la sede de Diputación de Ponferrada.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador