Bembibre Digital ha tenido acceso al borrador de un ambicioso plan de dinamización turística entre los municipios de Igüeña y Folgoso, promovido por Magmar Servicios Turísticos, una empresa de Inversión y Servicios Turísticos radicada en Cambrils -Tarragona. El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Junta de Castilla y León, al que ya había destinado los últimos fondos del Plan del Carbón para su confección, contempla el drenaje del cauce entre las playas fluviales del Igüeña y La Ribera y la construcción de tres pequeñas esclusas que permitan hacer navegable el río, al menos en gran parte, para un pequeño catamarán sustentado sobre cojines de aire.

Entre las inversiones que tiene previsto hacer esta empresa, se encuentra la puesta en valor de la antigua fábrica de luz, cerca de Boeza, para su uso museístico y de restaurante, junto a la construcción en esa misma zona de un pequeño parque acuático con toboganes integrados en el paisaje, aprovechando la ladera de la montaña.

Magmar Servicios Turísticos ha valorado significativamente el entorno natural de la zona, las buenas comunicaciones con acceso muy rápido desde la A6 y la cercanía de otros importantes recursos turísticos, como el parque motor de Brañuelas. En el lado negativo hay que situar la escasa oferta hotelera y hostelera, que Magmar intentará revertir en beneficio propio, con la construcción de dos hoteles rurales y al menos también dos restaurantes.

De momento la empresa cuenta ya con el beneplácito de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, y está a la espera de que la Consejería de Industria de la Junta de Castilla y León de el visto bueno a la subvención de siete millones de euros, procedentes de los fondos de desarrollo europeo de la UE, y de los fondos estatales dedicados al fomento de la actividad empresarial, para presentar públicamente el proyecto definitivo, en el que se recogen todos los detalles, como la solución que se va a dar al problema que plantea la presa de Folgoso de la Ribera, que se anuncia como muy  innovadora e imaginativa.