El portavoz del PSOE de Folgoso de la Ribera, Tomás Vega Moralejo, considera que el Partido Popular está realizando una a gestión municipal equivocada, y le pide que considere el orden de prioridades en sus actuaciones.


Según Tomás Vega, el Ayuntamiento está arreglando actualmente varias calles en el municipio, que en algunos casos ya tenían un buen nivel de arreglo: “Nos alegramos de que al fin estén asfaltando una zona de El Valle en la que los vecinos aún pisaban barro, cosa que llevamos tiempo reclamando, pero se están arreglando otras calles en el municipio que ya estaban considerablemente bien y, mientras tanto, hay lugares en el municipio en los que, por ejemplo, hay aceras sin barandillas con caídas a un lado que rondan los dos metros de altura” (foto adjunta).
 

El portavoz socialista pide también al Ayuntamiento que ajuste el gasto para el Festival Municipal del Botillo, que en los últimos años siempre ha superado los diez mil euros.
“Tras pasar la celebración del evento al pabellón cubierto municipal, era de esperar un gasto menor en el evento y, sin embargo, desde entonces se han batido marcas rozando los 15.000 euros (descontado ya lo que se recauda por entradas). No nos parece justo que se gasten estas cantidades en un evento que debiera autofinanciarse o como mucho requerir una pequeña ayuda municipal, mientras que se nos están apagando focos en el municipio, recortando ayudas y subiendo tasas”, indica el líder de la oposición, que añade: “recalco que, por supuesto, no estamos pidiendo que se deje de hacer esa fiesta, como se apresurarán a vociferar algunos para desacreditarnos, simplemente pedimos una adecuación de los gastos”.
 
El comunicado dice también que el Partido Socialista pidió al Ayuntamiento que ayude a las familias que demuestren una situación económica precaria, como por ejemplo eximiendo del pago de algunos impuestos a familias en que se hayan quedado sin ingresos.

Además, Tomás Vega señala que “este año el presupuesto municipal es de poco más de medio millón de euros. Atrás queda la época de bonanza gracias a los fondos mineros. Espero que la gente al fin se dé cuenta de que quien hacía cosas era el dinero, no Otero, y espero que se dé cuenta la gente de que en realidad ni siquiera han sabido aprovechar bien el dinero en el municipio de manera que se pueda mirar al futuro de todos nuestros pueblos con buenos ojos. El cambio de alcalde ha supuesto una mejora en las formas (ya no hay insultos ni voces en los plenos), pero los gastos que se hacen no van acordes con los problemas prioritarios”.

 

warhol_360