Cerca de doscientos comensales participaron ayer en el botillo de La Ribera de Folgoso en el que la mantenedora, la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, Soraya Mayo, hizo un alegato a favor del medio rural y de las políticas de empleo y autoempleo en estos núcleos. Y lo hizo con datos concretos La Ribera de Folgoso que, a pesar de la crisis económica que azota con dureza a la comarca berciana, es el pueblo que más empresas tiene.

“El resto de pueblos optaron por la minería, pero aquí lo hicieron por las profesiones: por el transporte, por la construcción, carpintería o la panadería”, dijo la mantenedora. No dudó en calificar que “es un claro ejemplo de cómo el autoempleo fija población en el medio rural” con una actividad que se eleva a 52 empresas.

Ante esta situación, la mantenedora lamentó que las políticas en materia de empleo que promueven las diferentes administraciones se hacen pensando en las grandes ciudades y grandes núcleos de población, no así en el medio rural.

Pero más allá del cargo que desempeña Soraya Mayo al frente de ATA tanto en Castilla y León como en el conjunto del país, la mantenedora también centró su discurso recordando la rivalidad que años atrás mantenían los vecinos de Folgoso con La Ribera, algo que hoy por hoy se ha dejado de lado, y el más claro ejemplo es la degustación entre amigos del botillo.

Los asistentes pudieron degustar el plato ‘rey’ de la gastronomía berciana con su acompañamiento característico, un plato de entremeses como entrante, sopa y tarta. Al término participaron en la fiesta con una orquesta que mantuvo su actividad hasta las 4 de la madrugada aunque los últimos comensales todavía aguantaron mucho más en la fiesta de esta décimo cuarta edición del Festival del Botillo.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360