El Ayuntamiento de Torre del Bierzo ha enviado esta mañana un escrito al Adif y al Ministerio de Fomento para que den algún tipo de información respecto a los planes de supresión de trenes y paradas. Y es que, a falta de pocos días para que entre en vigor la reducción de 13 servicios semanales en el trayecto Ponferrada-León, la denuncia de Comisiones Obreras por la supresión el próximo mes de junio de las paradas de Torre del Bierzo, La Granja de San Vicente y Villaverde de los Cestos ha disparado todas las alarmas ante la falta de información a los municipios implicados.

Por esta razón, el Ayuntamiento de Torre pide que le clarifiquen la situación. En este sentido, su alcalde, Manuel Merayo, confirmó que en este escrito piden información sobre la supresión de un tren en todo el trayecto, pero muy concretamente por las dos estaciones que pierde el municipio. “Que nos informen qué tipo de tren, si es un tren que quitan, si es un tren que pasa pero no va a parar en estas estaciones nuestras, y en ese mismo escrito vamos a reflejar el malestar de nuestro ayuntamiento y la oposición a que se eliminen paradas de tren en Torre del Bierzo y La Granja de San Vicente”, aseguró el alcalde.

No en vano, en el supuesto de materializarse esta supresión de paradas el próximo 6 de junio (cuatro días después de la reducción de un tren), según la versión del sindicato, el municipio de Torre sería el más perjudicado por esta política de recortes, que se vería privado de una estación propiamente dicha y el apeadero de La Granja. Merayo no concibe esta política y valora que “el coste de parar un minuto en una estación no va a ahorrar una cantidad de dinero grande”. Concluyó que “no lo veo con mucho sentido”.

El alcalde reconoció, no obstante, que el uso del ferrocarril es mínimo en este momento, “pero es un servicio que está ahí”. A pesar de esta utilización escasa por los vecinos, el primer edil aprecia un claro perjuicio a la población que se vería privada de este medio de transporte en un contexto en que “también hay problemas con las líneas de autobús, y es sumar una cosa a la otra”.

Si bien la estación de Torre, como tal, supone que cuando la parada está programada el tren se detiene haya o no viajeros que suban o bajen, no ocurre lo mismo con La Granja de San Vicente que tiene la consideración de apeadero. Es decir, el tren para si hay viajeros. Una razón más por la que Merayo no concibe que se lleve a cabo este recorte, incluso considera que la estación de Torre también podría dar el servicio a los vecinos como apeadero cuando haya personas que demandan esos servicios, “y si no los hay ya no tiene que parar”. “Eso es de cajón”, concluyó.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador