Banderas a media asta en Torre del Bierzo y un sentido telegrama enviado al Ayuntamiento de Santiago de Compostela. Una situación que se habrá repetido en estas fechas en muchos ayuntamientos españoles como muestra de solidaridad con las víctimas del accidente ferroviario que el pasado 24 de julio provocó la muerte de 80 pasajeros -hasta el momento-, pero que tiene un significado especial en este ayuntamiento berciano en cuya memoria reciente todavía se recuerda el mayor accidente ferroviario de la historia, el 3 de enero de 1944.

El trágico descarrilamiento de un tren de pasajeros en Santiago de Compostela ha causado un fuerte impacto social en todo el país, donde desde el momento de los hechos se han producido diferentes muestras de apoyo y afecto a los familiares de las víctimas de este dramático suceso. Inevitablemente, ha vuelto a la memoria colectiva unos hechos de mayores magnitudes que tuvieron lugar en Torre del Bierzo, y que todavía hoy, 69 años después, no se conoce toda la verdad de un suceso que ocultó el régimen franquista.

El accidente ferroviario se produjo dentro del túnel número 20 de la línea Palencia – La Coruña, a la altura de Torre del Bierzo, cuando colisionaron un tren correo, una locomotora en maniobras y un tren de mercancías. Aunque inicialmente el número de víctimas fue de 78, según cifras oficiales, la magnitud real del accidente fue mucho mayor según las investigaciones y trabajos posteriores, que elevaron las víctimas por lo menos a 200 muertos, pero que otros estudios lo sitúan incluso por encima de los 500. El libro Guinness de los récords contempla el número de muertos entre 500 y 800.

No son tantos años como para que el municipio de Torre pueda olvidar los hechos. No en vano, todavía existen muchos testimonios que vivieron en primera persona aquellos hechos; hijos y nietos de alguno de los pasajeros que viajaban en aquellos trenes. Vecinos del municipio de Torre que aún hoy recuerdan lo que sucedió en los inicios de aquel funesto año 1944.

El Ayuntamiento de Torre del Bierzo es uno de los muchos que se han solidarizado con algún gesto en toda España. Pero en este caso con este sentir especial de haber vivido en sus carnes algo parecido el siglo pasado. Durante tres días desde hoy las banderas ondean a media asta.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
warhol_360