Otazu, en el centro, junto a representantes del Ecyl, Caja España y de la FSBLa Fundación Santa Bárbara contará con un millón de euros procedente del Ecyl para el desarrollo de programas de Formación Ocupacional. Según explicó el director general de Empleo, Francisco Javier Otazu, se trata de un “esfuerzo económico importante” en políticas formativas, expresamente en tiempos de crisis. Concretamente, Otazu expresó su apuesta ante la situación de recesión: “preparar capital humano con los instrumentos que tenemos a nuestro alcance para cuando la economía pueda crecer a un ritmo tal que permita una creación de empleo”.

Otazu se refirió a la situación en la comunidad frente al resto del país constatando que, aunque hay un comportamiento desigual, “si hacemos esa extrapolación al conjunto del país vemos que es desigual, pero un comportamiento negativo como no puede ser de otra manera en tiempos de recesión económica. Y una economía necesita crecer, y crecer con fuerza”.

Por estas razones, las políticas formativas son un pilar importante que testimonian las inversiones: “casi 6 millones de euros en la provincia para centros con ánimo de lucro y sin ánimo de lucro, y casi 1 millón va a ir destinado a la financiación de los distintos cursos que se están desarrollando en las dos escuelas de de la Fundación Santa Bárbara” en el Bierzo y Laciana.

Otazu participó en el acto de entrega de diplomas a los alumnos de la primera parte de la programación del curso 2009/2010 de la Fundación Santa Bárbara en las especialidades de soldadura, energía renovables, construcción (albañilería), movimiento de tierra y medio ambiente. Han sido un total de 65 alumnos. Caja España se ha implicado este año en la formación con un reconocimiento personal y material al mejor alumno de cada especialidad, consistente en una tarjeta regalo de 60 euros al más destacado de cada promoción, explicó el director general de la Fundación, Eliseo López.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador