El vertedero se vaciará al concluir la huelgaLa huelga de los trabajadores del Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de Gersul está pasando de largo por los municipios de Bembibre, Castropodame y Congosto, pertenecientes a la mancomunidad Ribera del Boeza, por haber encontrado un vertedero provisional. La Junta Vecinal de Villaverde de los Cestos y la mancomunidad han alcanzado un acuerdo para hacer acopio de la basura que genere estas poblaciones en un vertedero de la localidad hasta que se desconvoque la huelga. En ese momento, mancomunidad deberá retirar toda la basura y llevarlo al centro de de tratamiento del Bierzo.

Por lo pronto, la basura se almacena a unos metros del pueblo de Villaverde, según el acuerdo firmado, aunque dejará de tener efecto si hubiera problemas de olor, salubridad o exceso de acopio. El presidente de la Junta Vecinal, Alfonso Pérez, ha explicado que, a salvo de esos condicionantes, “se mantendrá mientras dure la huelga”, consciente de que los trabajadores de Gersul decidirán el sábado si mantienen la convocatoria más allá de esta semana. “Mientras tengamos terrenos y no empiece a molestar a la gente, estamos dispuestos a seguir dejando los terrenos para que se echen”.

Un acuerdo que no lleva implícitamente beneficio directo para el pueblo de Villaverde de los Cestos. Pérez confía en que “cuando necesitemos maquinaria de mancomunidad se acuerden de esto”. Y ha sido especialmente crítico con el alcalde de Castropodame, Julio Anta, presidente de turno de mancomunidad, por las declaraciones que realizó a Diario de León. El pedáneo de Villaverde niega los hechos que relató Anta a aquel medio, tales como que la finca que se emplea para el acopio de basura sea de la propiedad privada de Alfonso Pérez. Según publica Diario de León, Anta dijo que la decisión no se le consultó “supongo que por esperar una negativa”. Pero el acuerdo que se firmó ayer lleva el visto bueno del alcalde de Castropodame, recordó el pedáneo, y “me asombra el poco compromiso y la poca preocupación. Es mucho más lógico que se acopie ahí la basura y una vez se acabe la huelga que la lleven y no que la gente se dedique a tirarla por fincas particulares y se creen un montón de vertederos incontrolados”.

Pero otro de los aspectos que recogía el diario provincial eran las posibles acciones por la ubicación del vertedero, entrecomillando al presidente de Mancomunidad: “tendrán que responder a título personal o como entidad”. Un día más tarde, firmaba este acuerdo, lo que también derivó en críticas de Alfonso Pérez. “Me sorprende que el presidente haga esas declaraciones, y la poca despreocupación por evitar esta situación”.

Así las cosas, el acuerdo firmado recoge la responsabilidad directa de mancomunidad y no de la Junta Vecinal, recordó Alfonso Pérez.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador