El alcalde de Igüeña, Alider Presa, y el presidente vecinal de Almagarinos, Toribio Cancillo, comparecieron ayer ante los vecinos para explicar las actuaciones y la gestión del pedáneo, que ha sido cuestionada en fechas recientes por un grupo de vecinos a raíz de la compra de un coche para labores de la Junta Vecinal.

Presa expresó su confianza en la gestión del pedáneo y la Junta Vecinal que es la que “toma unas decisiones, a mi parecer legales”. Y reconoció que “una parte de los vecinos no están de acuerdo”, lo que ha derivado en una situación “bastante tensa”. Presa eludió entrar a valorar las actuaciones propiamente dichas más allá que ratificar el apoyo del Ayuntamiento tanto a esta pedanía como a las “actuaciones de todas las juntas vecinales” del municipio.

Toribio Cancillo defendió su gestión y recordó que sus cuentas están avaladas por el mecanismo administrativo que permite supervisar las cuentas, entre las que citó el Consejo Comarcal del Bierzo.

Aludió de forma directa al que se convirtió en detonante del enfrentamiento, que ha sido la adquisición de un vehículo por parte de la Junta Vecinal. Cancillo insistió que se trata de un vehículo que está a disposición de la Junta Vecinal, en concreto para obras y servicios, y en carteles colocados por el pueblo también añadió que con el mismo pretende facilitar a los vecinos posibles desplazamientos de emergencias sanitarias.

En la asamblea los vecinos le reprocharon en una reunión bronca que la compra del vehículo no se centra únicamente en la adquisición en sí, por importe de 14.000 euros, sino que le recordaron que para los fines que plantea debe adaptarse con una cuchilla delantera que supondrá un coste adicional.

El vocal del Partido del Bierzo advirtió con llevar ante los tribunales al pedáneo y le acusó de no rendir cuentas al pueblo. Volvió a cuestionar la compra del vehículo y le echó en cara que otras pedanías recurren a uno de los vehículos del Ayuntamiento de Igüeña.

El alcalde del Ayuntamiento de Igüeña concluyó que "he tenido u tengo confianza en la legalidad de esas actuaciones, no puedo decir lo contrario hasta que se me demuestre lo contrario", y aseguró no tener conocimiento de denuncia o ilegalidad: "si fuera así, todo el mundo está en su derecho de denunciarlo".

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}