Fiel a su cita con el calendario, aprovechando las fiestas de San Bartolo, Noceda del Bierzo fue el escenario de la IL Carrera de Burros. Una fecha que cada año concita aproximadamente a una decena de corredores sobre sus respectivos pollinos, una participación sensiblemente inferior a la que se registraba años anteriores pero que permite mantener viva la tradición más propia de los núcleos rurales.

Este año fueron 11 participantes los que tomaron la salida, y un ganador, que fue Tete sobre la burra Torda. Completó el recorrido en algo menos de 13 minutos, lo que le hizo acreedor del premio, que son 100 euros en metálico, una botella de vino y un saco de alfalfa para la burra.

Eso sí, todos los pollinos pueden estar de enhorabuena en Noceda ya que con la participación se llevan todos un saco de alfalfa por el esfuerzo realizado. Lo único que varía es el montante para los restantes clasificados.

En segunda posición entró Loisa sobre Mami que, además del saco de alfalfa para la burra y la botella de vino, se llevó 50 euros. Para el tercer clasificado fueron 40 euros, un puesto que ocupó David con el burro Jabalí. En cuarto lugar entraron Billie y la burra Teresita, y el premio en metálico fue de 30 euros.

Los restantes se llevaron 20 euros, botella de vino y saco de alfalfa, y fueron Joel sobre Pumuki, Moro sobre Soraya, Maico con Pía Pollos, el Largo montando sobre Barreiros, Marujo con el pollino Armando, Roky con la burra Peppa Pig y Pablo con Luna.

La carrera consiguió una participación suficiente (un año estuvo a punto de no celebrarse por la escasa inscripción). La burra Torda salió en primera posición y mantuvo su hegemonía en una carrera que completa los 49 años mirando ya al medio siglo, el próximo año.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360