Los alcaldes de Bembibre y de Torre del Bierzo, José Manuel Otero y Manuel Merayo, han mantenido una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño Sil para buscar soluciones por los vertidos de la presa del Real en el río Argutorio como consecuencia de la acumulación de lodos. Ha sido un primer encuentro a petición del subdelegado del Gobierno para analizar hasta cuatro propuestas que deberán materializarse en un futuro para asegurar el suministro de agua todo el año y la idoneidad de la infraestructura.

De momento ha sido una reunión para analizar las diferentes opciones que planteó el presidente de Confederación, Francisco Marín, cuyos preceptos son más bien técnicos que requieren de estudio y desarrollo. El alcalde de Bembibre aseguró que las partes volverán a reunirse a finales de año, previsiblemente en diciembre, cuando “tendremos un borrador de las cuatro opciones y el coste”.

A este respecto, parece que de las cuatro posibilidades dos tienen más opciones de salir adelante. Por un lado, la limpieza de la presa para desechar los lodos acumulados y evitar que se viertan al río. Pero existe una segunda opción, que es en la que se ha centrado principalmente el regidor, “que no sería necesario quitar los lodos”.

Sin embargo, este planteamiento requeriría elevar la altura de la presa lo que permitiría a su vez incrementar la capacidad de almacenaje hasta cerca de 65.000 metros cúbicos (aproximadamente el doble de su capacidad actual), y los lodos quedarían contenidos para evitar que salgan a flote y rebasen la altura de la estructura.

Una vez se pongan sobre la mesa las diferentes opciones también se analizarán los costes, y este es el otro aspecto a tener en cuenta. En cualquier caso se trata de actuaciones con un coste elevado que requerirán de financiación específica. Por lo pronto, nada se ha hablado públicamente sobre la financiación en tanto en cuanto haya una aproximación fiable sobre el coste que supondrá. Eso sí, Otero destacó la importancia que tanto Bembibre como Torre caminan de la mano en este proyecto.

El alcalde también volvió a expresar su apuesta por el agua de San Facundo en lugar de la captación de Bárcena, es “lo que queremos”, dijo Otero, “un agua que viene por su propio peso y no cuesta dinero”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos