El festival del botillo de La Ribera de Folgoso, que cumple ya su décimo sexta edición, reunió a más de doscientos comensales en torno al embutido rey de la gastronomía berciana, con la presencia del escritor y locutor de FM Bierzo Nicanor García Ordiz como mantenedor.

El alcalde del municipio, José Antonio García, ejerció como maestro de ceremonias para hacer un pequeño recorrido por la trayectoria profesional del mantenedor, tanto en su faceta literaria como periodística, antes de que Nicanor García Ordiz encandilara a los presentes con un discurso poco habitual y muy literario.



Después de presentarse como “un hacedor de historias, autor de cuentos, fábulas y novelas, creador de emociones con poemas”, que se vale de las palabras “para exteriorizar lo que me nace dentro, muy adentro, en el fondo de mi ser, en mi alma”; pidió a los asistentes que hicieran un ejercicio de memoria para recordar “dejar que nuevamente habite en nosotros ese nido de la infancia, de la adolescencia y juventud, caliente entonces, frío hoy tal vez; (…) recuerden, tengan presente como eran y como siguen siendo ante el encuentro y reencuentro en la mesa con parientes y amigos”.

Y dentro de esa envoltura que recubre viejos recuerdos con aroma a botillo y pan de domingo, Nicanor nos ofreció la que posiblemente sea la más bella descripción que jamás se haya hecho de un embutido. Por eso merecería ser recordada, y grabada en letras de oro sobre cada etiqueta.

“Creación del hombre para el hambre que helaba las entrañas y excitaba la inspiración; botillo que llega arropado por el verdor cálido del repollo, lecho de hojas de luna; guarnecido por las tronzadas patatas, fruto de la tierra y la tarea del hombre. Botillo que llega mirando de reojo al chorizo, carne que nació de su misma carne, convertido en el tronco del pecado de la gula”.

Un bocado de botillo, es como el último verso de un poema que nunca  habrá de escribirse”.

Antes de finalizar, Nicanor García Ordiz quiso hacer un recordatorio muy especial. “Recuerden sonreír, porque la sonrisa es la elegancia que precede al suspiro hondo de la melancolía”. Sigamos su consejo y no nos olvidemos de sonreir, como sonrieron los asistentes al XVI Festival del Botillo de La Ribera de Folgoso, que pudieron disfrutar de una magnífica cena y posteriormente del baile con orquesta

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

 

Comentarios  

0 #1 Carlos C 09-03-2015 15:36
La virtud de un buen mantenedor, es ser breve, preciso y conciso en su disertación y a la vez ameno. Nicanor lo tubo todo incluido un alegato sobre el botillo y la memoria que es uno de los discursos mas preciosos que he escuchado sobre esta cuestión.
0 #2 **** 10-03-2015 00:08
Estoy de acuerdo. Muy buen mantenedor y un gran discurso
0 #3 Manuel Cuenya 12-03-2015 20:48
Enhorabuena, estimado Cano. Un abrazo.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador