No hubo inauguración oficial del centro de día de Torre del Bierzo, pero sí jornada de puertas abiertas y presentación pública a los vecinos. La alcaldesa en funciones, Ana Cuervo, confirmó al inicio del acto que la inauguración como tal quedaba en suspenso como muestra de apoyo y duelo por las víctimas del accidente aéreo. Sin figuras políticas de ámbitos superiores, el protagonismo lo compartieron el centro de día y del alcalde, Manuel Merayo, que en su discurso ya dejó claro que éste podría ser su último acto como alcalde.

Ana Cuervo anunció que se trataba de una jornada de puertas abiertas “sin carácter oficial” para que los vecinos conozcan el centro. Con un minuto de silencio por las víctimas de los Alpes así como en memoria del ex alcalde de Torre, Ernesto Valladares, fallecido la pasada semana, el alcalde se centró en tres cuestiones concretas.

Por un lado, evocó el recuerdo del que fuera regidor durante la legislatura 1983-1987 así como medio año más en el inicio del mandato 1991-1995´, el que también fuera maestro de la localidad Ernesto Valladares. Una alusión inevitable hacia una persona con la que le unió vocación política, profesión y hasta vecindario, precisamente en las antiguas viviendas de los maestros. Curiosamente, en el mismo emplazamiento donde hoy se ubica el centro de día. “Fue mi vecino donde hemos hecho hoy parte de esta casa, un vecino querido”, expresó el reguidor.

En segundo término, Manuel Merayo quiso desligarse de protagonismo alguno que otorgó al centro de día. Entre otras razones, se trata de un proyecto que ha tenido que sortear obstáculos desde el primer momento “pero se ha llegado a buen puerto”. Primero, porque la empresa adjudicataria entró en concurso de acreedores, pero finalmente en una segunda fase el adjudicatario fue un contratista del pueblo el encargado de rematar los trabajos sin los problemas de la empresa anterior. “Ojalá todas las obras grandes fueran hechas por contratistas del pueblo”, procuró el alcalde.

Ahora, el Ayuntamiento luce estas instalaciones cuya gestión adjudicó a Asprona Bierzo con “años de experiencia en el trato con personas con discapacidad”, quiso recordar Merayo.

El alcalde concluyó con una despedida de la vida municipal. De hecho, todo hace pensar que este acto haya sido el último de Merayo como alcalde, tal y como aseguró el regidor quien no pudo ocultar su emoción en un discurso en que agradeció a compañeros de gobierno, oposición, así como a los propios vecinos del pueblo: “he contado con un magnífico equipo de gobierno de primera línea, con una magnífica oposición responsable, con unos vecinos que han demostrado estar a la altura. Hemos tratado de hacerlo lo mejor posible, unas cosas nos han salido, otras menos, pero hemos tratado que todo lo que esté en nuestras manos fuera en beneficio de nuestros vecinos”.

Estaba prevista la presencia del presidente de Diputación aunque que finalmente no se desplazó a Torre del Bierzo por el accidente aéreo. Tampoco hubo representación de otras administraciones. Eso sí, sin esta participación política el protagonismo se centró en el pueblo de Torre, que respondió para conocer las nuevas instalaciones.

También estuvieron presentes alcaldes de otros municipios del Bierzo Alto tales como Igüeña, (Alider Presa), Noceda (Manuel Gómez), y Folgoso de la Ribera (José Antonio García), todos ellos englobados en la mancomunidad de municipios Bierzo Alto.


Noticia relacionada: Asprona Bierzo gestionará el centro de día de Torre

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Comentarios  

0 #1 Anónimo 03-04-2015 04:29
Lamentable que se le haya concedido la gestión a una empresa privada...

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador