Imagen de los tres trabajadores encerrados

Los mineros que protagonizan el encierro en las oficinas del grupo Viloria, en Torre del Bierzo, hablaron esta mañana en el programa Más Café de Fórmula Hit Bierzo. El presidente del  Comité de Empresa de Alto Bierzo y miembro de la Ejecutiva Provincial de Industria de Comisiones Obreras, Rubén Fernández, lamentó el transcurso de los acontecimientos sobre un conflicto del que, a la fecha, no tiene visos de solución. El fracaso de la negociación con el Serla en la jornada de ayer, y el tiempo que pasa sin que los mineros cobren sus sueldos, deja a los trabajadores en una delicada situación. Esperan que haya una solución, pero advierten: “si vuelve a repetirse entonces la situación puede incrementarse con creces”.

“De momento no hay nada, seguimos sin acuerdo con el Serla y no sé si en estos días se llegará a un acuerdo. La Patronal dice que no tiene dinero, pero las ayudas están ahí”, manifestó el representante sindical encerrado. En este sentido, sobre las ayudas al carbón que reciben las empresas también se refirió Rubén Fernández. Y es que en las últimas fechas se ha venido planteando la posibilidad de que el Estado pague directamente los sueldos puntualmente a los trabajadores y lo descuente de las ayudas a las empresas. Sin embargo, para Rubén Fernández subyace una cuestión de fondo: “podía ser una solución, pero si empezamos a pensar si el Estado paga el sueldo, da la subvención a las empresas y el carbón lo coge Hunosa, que es estatal, ¿a qué esperamos para hacer una nacionalización ya de la minería y dejarnos de tonterías?. Entonces, sí veríamos una solución definitiva al problema”.

Por lo pronto, en lo que a esta protesta se refiere están dispuestos a llegar a donde sea necesario, “hasta que paguen”. “No podemos estar siempre con retrasos y siempre con sanciones a consecuencia de que no tienen ayudas, de que no les llegue el dinero a ellos”. Estos representantes llevan a cabo la protesta a costa del crédito horario que disponen como representantes de los trabajadores. Aseguró Fernández que “somos un comité pequeño y no disponemos mucho. Estamos agotando el crédito horario para defender o solucionar problemas interiores de la empresa con trabajadores”.

Asegura que los tres mineros tienen todo el apoyo de su gente y de sus compañeros, que se concentran diariamente a las 18 horas frente a las oficinas, bajo la ventana que da directamente a la calle donde se asoman a menudo los tres encerrados para contactar con el exterior.

Sin calefacción en el interior

También se refirió a cómo están llevando a cabo la vida en el interior de la empresa. Rubén Fernández lamentó que este jueves la calefacción hubiera dejado de funcionar. “Estamos en una habitación pequeña de 4 metros cuadrados sin calefacción", dijo. En este sentido, describió que la relación con la empresa no ha sido buena por el encierro: “al principio nos amenazaron con que nos mandaban a la Guardia Civil diciendo que impedíamos el trabajo de los administrativos, cosa que es mentira, trabajan con normalidad. Ni les molestamos ni impedimos el trabajo de ellos. Y que no nos intenten achacar males mayores que no nos competen a nosotros”, criticó. En este sentido, relaciona que dos días después de iniciado el encierro deje de funcionar la calefacción.

Por lo demás, pueden pasar bebidas, comidas y mantas. En el interior tienen unos colchones para dormir en una sala de reuniones de 4 metros cuadrados con un aseo próximo. Lamentan, en cualquier caso, que sea la única empresa que está poniendo inconvenientes pues no pueden acceder ni medios de comunicación para conocer cómo viven en el interior ni tampoco los representantes sindicales.

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador