El consejero compartió mesa con más de 300 comensalesLa Residencia de Ancianos y el Hogar del Pensionista fueron los protagonistas del festival del Botillo de La Ribera de Folgoso, que en la noche de ayer reunió a más de 300 comensales en un acto en que el consejero de Familia e Igualdad de Oportunidades, César Antón, fue el mantenedor. Ante los asistentes, Antón se habló de los dos proyectos en marcha en la localidad, ambos dependientes de su área, sobre los que ya hay inversión o compromiso.

En este sentido, el alcalde no arrancó ayer un compromiso concreto del consejero para el Hogar del Pensionista. En un botillo al que los mantenedores acuden sabiendo lo que les cuesta, el responsable de la Junta sólo dijo que apoyará económica la construcción. “Vamos a estudiar la documentación y la fase en que se encuentra, y una vez que la veamos, salvo causas administrativas que estén fuera de nuestra competencia, contará con el apoyo de la consejería de familia”, aseguró el Consejero, quien añadió que el compromiso será “compartir la finalización de esa obra en el planteamiento que nos ha hecho el alcalde”. No especificó cantidad concreta ni porcentaje en la participación, pero sí destacó que en un contexto de crisis económica “vamos a mirarlo con mucho mimo y cariño, aún siendo difícil para los presupuestos”.

No obstante, el otro proyecto es la Residencia de Ancianos, que también financia la Junta de Castilla y León, y verá la luz el próximo mes de noviembre. Al menos esa es la fecha cerrada y propuesta por el regidor para su inauguración. Esta infraestructura ha contado con una inversión de más de 5 millones de euros de la Junta. Tiene 75 plazas, de las cuales la mitad están concertadas por la Administración Regional.

Es lo que dio de sí un botillo en La Ribera, que comenzó casi a las 22 horas y se demoró hasta bien entrada la noche. Primero, con el discurso del mantenedor, la cena de gala, y posteriores espectáculos. Por un lado, el mago Monty hizo las delicias de los asistentes con trucos espectaculares capaz de hacer desaparecer de su sitio un billete de 50 euros o recomponiendo una cuerda rota previamente. Luego llegó el sorteo de diferentes regalos y, al término, la orquesta Chastón amenizó la fiesta del botillo de La Ribera.

Este año alcanzó la undécima edición. El evento se celebró en la carpa acondicionada en la plaza porque finalmente no estaba preparado el pabellón. El próximo año, garantizó el alcalde, José Manuel Otero, este botillo se llevará a este pabellón, pensado tanto para la práctica deportiva como para la organización de este tipo de eventos.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador