Foto que remitió el MASS el pasado mes de febreroEl Ayuntamiento de Folgoso de la Ribera todavía no ha recibido respuesta a la delicada situación en que se encuentra la carretera de Boeza, amenazada por el derrumbe en uno de los carriles y que se ha visto acentuado en las últimas fechas. El MASS urgió en fechas recientes el acondicionamiento y en el último Pleno municipal volvió a plantear esta problemática, preguntando por la posible solución. El alcalde, José Manuel Otero Merayo, aseguró que se ha trasladado a otras administraciones sin que hubiera una respuesta.

Ni Diputación ni Confederación Hidrográfica del Miño Sil han mostrado preocupación por la situación de la carretera. Hasta tal punto que nadie sabe quién es el titular, y nadie se hace cargo tan siquiera con una respuesta de confirmación o rechazo. “El Ayuntamiento mandó un infirme a Diputación con lo que había y no ha habido actuación, hemos insistido y se ha vuelto a mandar a Diputación y a Confederación por enésima vez, pero nadie ha contestado”, aseguró el alcalde.

Entre tanto, la carretera se encuentra en un estado delicado y sin solución, deteriorada por las últimas lluvias y con la amenaza de derrumbe en cualquier momento. La denuncia del MASS sobre el estado de esta carretera advertía de los hechos y preguntaba “hasta cuándo se seguirá pasando de arreglar eso, ¿hace falta que se caiga algún vehículo y que se produzca alguna desgracia personal para que se arregle?”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador