Se dice que la unión hace la fuerza, pero en esta ocasión más que la unión ha sido la unidad para avanzar en la recuperación del denominado Camino Olvidado, que parte de Bilbao hasta Villafranca del Bierzo, pasando por el Bierzo Alto entre Igüeña y Congosto. Han sido muchos años de estudio, documentación, reuniones y hasta el desbroce y acondicionamiento de caminos, para dar ahora un paso en firme sentando las bases para poner en marcha una asociación provincial para coordinar las acciones con los colectivos implicados de otras provincias.

La comarca del Bierzo tendrá un papel relevante, y muy concretamente el gran olvidado del Camino, que es el Bierzo Alto, de Igüeña a Villafranca donde confluirá con el Camino Francés. Por ello hay tres colectivos e instituciones que han participado en la reunión del pasado mes de marzo, que son la asociación de Turismo y Desarrollo del Bierzo Alto (Atudebial), el Ayuntamiento de Igüeña y la asociación para el Desarrollo de la Comarca (Asodebi). A expensas de que se sigan sumando otros ayuntamientos con presencia en esta ruta Jacobea.

Los impulsores de la recuperación del Camino Olvidado quieren poner en valor desde un punto de vista histórico la ruta por los pueblos que tradicionalmente fueron lugar de paso, y según recogen en la página web El Camino Olvidado “pasaremos por lugares de una singular belleza, además de recrearnos en retazo de historia, al pisar puentes y tramos de Calzadas Romanas. Las mismas que pisaron las Legiones Romanas, los ejércitos Cristianos, en lucha contra los sarracenos y estos mismos cuento efectuaban las razias. Más tarde los transportes de minerales, lana, pescado, etc- Y cómo no, los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela, desde los primeros tiempos y que a la vez se desviaban a Santo Toribio de Liebana o al Salvador En Oviedo”.

La base histórica de esta ruta del Norte lleva a los orígenes de la peregrinación, desde el siglo IX -con el descubrimiento de la tumba del Apóstol- hasta el siglo XIII, un periodo en que se utilizó frecuentemente para que los peregrinos pudiesen protegerse mejor de las aceifas musulmanas del sur. Con el avance de la Reconquista el Camino fue perdiendo afluencia hasta caer incluso en el olvido.

El Camino Francés ha sido la gran apuesta de las administraciones públicas y de la iniciativa privada desde el año 1993, cuando se produjo el resurgimiento de la peregrinación a Santiago en una mezcla de reto deportivo y religiosidad.

campa santiago

Ahora, todas las miradas están puestas en el beneficio de la recuperación del Viejo Camino, fundamentalmente entre aquellos peregrinos que buscan una alternativa en el Camino de Santiago.

Sin embargo, a diferencia del Camino Francés que cuenta con más de dos décadas de trabajo, dedicación y promoción, el Camino Olvidado aunque está señalizado y acondicionado gracias al esfuerzo de numerosos voluntarios no tiene un aval Jacobeo ni cuenta con una red de albergues en su recorrido, lo que se presenta como una de las principales carencias y a la vez un objetivo esencial para que el peregrino no quede desamparado.

En este punto tienen un papel relevante las asociaciones de desarrollo, ayuntamientos y las diferentes instituciones que representan a los municipios de paso.

Un albergue impulsado por el Ayuntamiento de Igüeña

Un ejemplo de apuesta está en Igüeña, donde el Ayuntamiento está a punto de terminar su primer albergue de peregrinos pensado para acoger tanto a los peregrinos en esta variante del Camino como también para aquellos turistas que lleguen al municipio en el marco de cualquier otra excursión o evento.

La inversión actual de 107.000 euros permitirá abrir la infraestructura al 50% en un plazo muy breve, previsiblemente en este mes de abril, pero aún faltarán otros 60.000 euros para rematar todos los trabajos.

El alcalde de Igüeña, Alider Presa, reconoció que actualmente hay “muchas esperanzas” en este Camino. “Primero porque no tenemos muchas más alternativas y porque sin tener ningún tipo de infraestructuras ni darle publicidad han sido varios los peregrinos que se han puesto en contacto para intentar tirar de este carro y la vamos a aprovechar”.

Y es que el inicio de la recuperación de esta variante, según reconoció el propio alcalde, ha atraído ya a peregrinos que han llegado a Igüeña, incluso en muchos casos pidiendo un sello oficial de Igüeña que sirva como la ‘Compostela’, testigo de paso por estos lugares del Camino.

Implicados con el acondicionamiento de caminos

El propio Ayuntamiento ha constatado un interés creciente durante los últimos años y de ahí que se haya implicado desde una doble vía. Por un lado, la construcción de este albergue de peregrinos que en poco tiempo será una realidad, y por otro lado con el acondicionamiento de los caminos con el apoyo del grupo de montañeros El Aguzo.

Este acondicionamiento ha servido para poner en valor un tramo entre Fasgar y Quintana de Fuseros, donde el deterioro de tres puentes ha hecho necesaria esta intervención financiada por el Ayuntamiento de Igüeña.

Pero lo más importante ha sido la implicación del grupo, que ha llegado a transportar vigas de 6 metros a hombros para reforzar una estructura deteriorada con material de hierro y madera de pino, con un sistema de reemplazo de tal modo que si el día de mañana se estropea alguna sección sólo sea necesario hacer ese cambio y no la totalidad.

También han tenido un papel importante las asociaciones que han impulsado de forma activa esta recuperación en la provincia. Tanto la asociación Atudebial, que aprovechó la Feria de Turismo que se celebró en el Bembibre Arena en 2013 para iniciar la difusión de la iniciativa, como la señalización por cuenta de la asociación de amigos del Camino de Santiago Pulchra Leonina, que han recorrido todas las etapas con un doble fin: la señalización y la reivindicación popular de la ruta jacobea.

Las etapas del Camino

El Viejo Camino tiene tres etapas que discurren en el Bierzo Alto, dos de ellas con inicio y salida. Éste es un hecho relevante por los servicios al peregrino al menos en los puntos de inicio y fin de etapa, siendo la primera en Igüeña. Es la etapa 16 que tiene su punto de inicio en Fasgar con dirección a Igüeña, pasando por Colinas del Campo de Martín Moro. En total, 19 kilómetros de inicio a fin de etapa.

En Igüeña se inicia la etapa 17 con dirección a Losada para seguir hacia Congosto. Entre los diferentes lugares de paso está Quintana de Fuseros (conocida como la antigua ciudad templaria de Taruón). En sus proximidades, en el paraje de La Cercenada, se ubicó el Monasterio de Santo Marino, donde se ubicaba la Cruz de la Cercenada, posiblemente idéntica a la Cruz de Ferro de Fondebadón.

La documentación histórica en la que se apoya le recuperación del Camino destaca que los peregrinos colocaron una gran cruz, y sobre ella iban echando piedras, consiguiendo un gran montón. Cuando el moro Almanzor conquistó Compostela, en su recorrido fue dejando arrasado todo símbolo cristiano y por consiguiente la cruz, llamándose desde entonces “La Cercenada”, siendo la Cruz del Ferro una réplica de ésta.

Desde Igüeña a Congosto son 29 kilómetros. Es la etapa más importante del Camino en El Bierzo Alto, ya que entre los lugares de paso también figuran San Justo de Cabanillas, Labaniego, Arlanza, Losada, Rodanillo y Cobrana.

Esta etapa contempla incluso la posibilidad de realización en dos tramos de Igüeña a Losada y de Losada a Congosto.

La última etapa del Camino Olvidado lleva a los peregrinos directamente a Villafranca del Bierzo pasando por Cubillos, Cabañas Raras y Cacabelos. En Villafranca del Bierzo enlazará con el Camino Francés.

Los defensores de esta vertiente no quieren derivar la ruta jacobea de forma estricta, sino el reconocimiento de las alternativas que existieron en el Camino, y en concreto este Camino Olvidado, o Viejo Camino de Santiago. El Camino de la Montaña, de Bilbao a Villafranca. En total, 637 kilómetros para llegar desde ahí a Santiago de Compostela

El pasado mes de marzo en la provincia de León los impulsores dieron un paso más con la propuesta de asociación para la promoción del Camino de forma coordinada con otras provincias para que la peregrinación cuente con esta ruta avalada como lo es el Camino de Invierno. Y con las miradas puestas en que sigan sumando más apoyos como los municipios de Bembibre, Noceda y Congosto, lugar de paso del Camino Olvidado, a quienes la asociación Atudebial invita a sumarse "y apuesten por este proyecto cultural y turístico sostenible, que seguro va a tener en pocos años gran importancia en el desarrollo y promoción socioeconómica y turística de la montaña leonesa y del Bierzo Alto".

Comentarios  

0 #16 RE: Pasos de gigante en el Viejo Camino de Santiago que pasa por el Bierzo AltoDeckie Deckie 24-04-2016 18:07
Haria una buena ruta para caminar un par de dias....bembibr e, Iguena....los otros pueblos (no recuerdo los nombres) hasta Congosto, y de alli regresar a Bembibre....bue n paseo para un fin de semana.....cuan do vaya se lo propondre a mi companero de caminatas....qu e aunque major que yo....me da muchas vueltas....

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador