El alcalde de Folgoso de la Ribera, Tomás Vega Moralejo, ha pedido la Junta de Castilla y León la flexibilización de la nueva ley de Urbanismo o bien retomar la normativa anterior a septiembre de 2014 para que permita valorar las circunstancias concretas de cada solicitud y actuar en consecuencia.

Con la redacción vigente, “es posible que se eviten algunos problemas pero también se cargan de un plumazo la posibilidad de que se instalen en algunos pueblos nuevas viviendas, y por tanto supone un serio agravio para las zonas rurales que por otra parte se supone que se tratan de favorecer”, destaca el alcalde.

Fundamentalmente, la modificación de la normativa afecta al artículo 23, recalca el alcalde, contemplando la imposibilidad de construir en suelo rústico construcciones destinadas a vivienda unifamiliar aislada, si éstas no resultan necesarias para usos agrícolas, ganaderas, forestales, cinegéticas y otras análogas vinculados a la utilización racional de los recursos naturales.

El alcalde pone como ejemplo la situación que se muestra en la fotografía, de tal modo que entre la casa de la derecha y la vivienda del fondo el suelo es rústico "a pesar de estar suficientemente urbanizado". "Con la ley actual nadie puede construir una vivienda en rústica a menos que vaya asociada a una explotación que además justifique vivir junto a ella", lo que ha provocado que "algunos ciudadanos y ciudadanas se encontrarán con la sorpresa de no poder hacer una casa entre otras que ya hay".

En el escrito enviado a la Administración Regional el Ayuntamiento destaca que esta regulación ha supuesto un cambio fundamental respecto a la normativa anterior ya que antes se permitía la construcción de viviendas unifamiliares aisladas y que no formaran núcleo de población. Ahora “ha afectado de manera muy negativa a los pequeños municipios que carecen de planeamiento urbanístico y a su población ya que ha supuesto de facto, la imposibilidad de la construcción de viviendas en dicho suelo”.

Se trata de un "serio contratiempo" para municipios como Folgoso de la Ribera por cuanto el desarrollo de un plan urbanístico supone un importante desembolso económico así como el tiempo hasta su vigencia sería de "meses o incluso años de procedimientos", apostilló el regidor.

En este sentido la propuesta es la flexibilización de la medida de manera que permita la construcción de viviendas unifamiliares aisladas, “valorando en cada caso las circunstancias que justifiquen su autorización, respetando siempre la naturaleza rústica de los terrenos y dotando a la misma de los servicios que precise”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador