La burra Torda mantiene su racha y volvió a imponerse por tercer año consecutivo en la Carrera de Burros de Noceda que, como viene siendo habitual, se celebra el domingo de las fiestas de San Bartolo, en el barrio de Río de Noceda. Sobre sus lomos, Santi (Tete) hizo el recorrido en algo más de 10 minutos, sacando una importante ventaja al resto de corredores. Eso sí, una cita que algunos aprovechan para competir mientras otros disfrutan del momento con la sola participación.

Fiel a su cita la Carrera de Burros concitó a numeroso público, aunque confirma el descenso de participantes, que en los últimos años ha pasado de la quincena a una decena de esta 51 edición. Eso sí, cada vez un mayor número de participantes apuestan por la diversión, la caracterización y el disfraz.

La carrera comenzó muy disputada en la salida en la que todos salieron con fuerza. Pero enseguida la caída de un jinete provocó el susto de la tarde, entre el desconcierto de los burros en pelotón y un segundo jinete niño que estuvo a punto de caer, sujetado por dos adultos que evitaron su caída. Todo fue un susto al final, y este momento marcó el devenir de la carrera.

Hasta ese momento era Bartolina (con Miguel a sus lomos) quien dominaba la carrera, pero pronto tomó las riendas Tete y Torda se puso en cabeza antes de finalizar la vuelta.

Al final todo dio un giro y en segunda posición entró Biilly con el pollino Billy, seguido de Pablo con Himaway en tercer lugar. Cuarto fue Raúl con la burra Castañuela.

Un año más los premios fueron suculentos. El primero se llevó 100 euros y una cena para dos. El segundo premio fue de 80 euros, 60 el tercero y 40 el cuarto. Los restantes hasta los 10 participantes se llevaron 20 euros cada uno. Y todos los burros pueden estar de enhorabuena con medio saco de cebada para ellos, del primer al último, por el esfuerzo realizado en la carrera y por contribuir a mantener viva esta tradición.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador