A todo el mundo le gustan las películas, pero ¿A todo el mundo le gusta el cine? Hace poco dejamos atrás la 83 Ceremonia de Entrega de los Oscar de Hollywood y es buen momento para hablar de CINE (Siempre es buen momento para hablar de cine).
 
Veo el evento en directo, en televisión, creo recordar que desde que tenía 13 años… más o menos cuando se empezó a televisar en España. Esta era la 19ª vez que se televisaban los oscar en nuestro país. Debido a las 9 horas de diferencia que hay entre Los Ángeles y Madrid, toca trasnochar… nada menos que hasta alrededor de las seis de la madrugada. La gala empieza a las 17:30 hora local: 2:30 en España.

Todos los años se anuncia que se limitará el tiempo de los discursos para hacer más llevadera la cosa; y este año al fin consiguieron que de hecho los discursos fueran más breves. Sin embargo la gala fue una de las más aburridas que recuerdo. La conductora Anne Hathaway estuvo aceptable, pero su homólogo masculino, James Franco… parecía estar haciendo el papel de su vida: el presentador más soso de la historia de los Oscar. Lo bordó.

Algunos años, entre unos premios y otros, hemos disfrutado de espectaculares coreografías de baile o espléndidos montajes cinematográficos. Este año ni eso. Este año ni siquiera sorpresas; ni presentadores o premiados chistosos, ocurrentes o entrañables (con la salvedad de Kirk Douglas, a pesar de su notable envejecimiento). En realidad, nunca resulta un programa especialmente divertido… pero para un cinéfilo es una de esas cosas que “hay que ver”.
 

Intro

Como “hay que ver” muchas películas de hace años y no hay que tenerle miedo al blanco y negro. Conviene, incluso, escudriñar un poco en lo que hay más allá de la pantalla: lo difícil que es conseguir algunas cosas que parecen muy sencillas cuando las vemos. Mucha gente se ciñe a ver “lo que va saliendo”, especialmente si lleva asociada una buena campaña de mercadotecnia, y hasta le dan pavor películas tan serias a la vista como parece la vencedora de este año “El discurso del rey”. Sin duda se pierden grandes películas por el camino.

Por supuesto que cada uno tiene sus gustos, pero para formarse un criterio en términos cinéfilos hay que tener cultura de cine; hay que ver muchas películas, entre las que no deben faltar los clásicos, algo más que películas de esas que solo buscan dar el taquillazo. Que luego gusten o no ya depende de cada uno, pero si no las vemos nos faltarán esos puntos de referencia en base a los que juzgar de manera más objetiva lo demás.
Os animo a ver clásicos. Y os animo a echar un vistazo a los “cómo se hizo” de algunas películas. Así se aprende a valorar mejor este arte.
 
 
El cine como escuela

Nuestra personalidad se forja en torno a una base genética, a la educación que nos dan nuestros allegados y nuestros profesores… y en torno a nuestras vivencias. ¿Y a quién no le ha enseñado algo el cine? ¿A quién no le ha calado hasta los huesos alguna película?

Decía Carlos Boyero, un prestigioso crítico de cine, que Spielberg ha conseguido con “La lista de Schindler” que nuestras sensaciones atraviesen momentos inolvidables. Y creo sinceramente que esta grandiosa película, de 1993 pero en blanco y negro, es la mejor forma de enseñar lo absurdo del nazismo. No creo que haya lección de instituto, discurso, documental… que nos pueda dejar tan claro el horror de la guerra como esta película que sin embargo no es convencionalmente bélica. El final es tan conmovedor que uno tiene la sensación de que necesita algo más que simplemente llorar para sobrellevarlo.
 
Otras películas nos hacen pensar en cosas de las que tal vez ni nos habíamos percatado aunque siempre estuvieron ahí. “Qué bello es vivir”, de Frank Capra, es posible que esté sobreedulcorada pero nos hace reflexionar sobre nuestro paso por el mundo y el cómo influimos en los demás y los demás nos influyen… y nos anima a ser mejores personas.
O qué decir de la “magia” de las películas de Disney. Walt Disney debió recibir el premio Nobel de La Paz, aunque en vida nadie pudo calcular el alcance de su legado, que va más allá de lo cinéfilo. Estoy seguro de que la creciente conciencia de la sociedad por valores como el  respeto por los animales, le debe mucho al mundo Disney.
 
En dirección contraria, se me ocurre que están películas como “Saw” ¿Se puede sacar algo en positivo de semejante sadismo? Películas así pueden servir de inspiración a mentes perturbadas. No entiendo entonces la polémica por haber dado la clasificación “X” a una de las películas de la saga; la polémica debiera estar en porqué no se clasificaron también las anteriores así… o incluso en porqué se hacen y/o se permiten películas así.
Ni siquiera es suficiente con la clasificación por edades de las películas. Eso se queda en una mera recomendación, fácilmente salvable por cualquiera; más ahora con Internet.

Por cierto, que debemos entender que, a pesar de la polémica, la famosa “ley Sinde” contra el atraco contra la propiedad intelectual en la red… aún se queda corta. Es aplicable también a la música, los videojuegos, los libros electrónicos y más, pero vamos al cine: España estaba haciendo el ridículo con su permisividad con la piratería. Debemos entender que hacer una película implica a muchas personas y vale mucho dinero; algunos ni se lo plantean, pero realmente el cine corre peligro con la piratería: si la piratería se generalizara, las películas no resultarían rentables y ¿Habría alguien para hacerlas entonces? Algunas productoras y distribuidoras ya habían avisado que de seguir así dejarían de estrenar películas en España como primera medida. Que un país civilizado como el nuestro dejara impune la piratería era una burla al sentido común.
 
 
Ver cine

Hemos hablado de qué cine ver e incluso del por qué. Hasta nos hemos acercado al dónde: donde uno quiera, pero que no sea pirata, por favor; no solo por respeto sino también por calidad….
Pero también es importante cómo y cuándo verlo… y hasta con quién ¿Y quién soy yo para decir cómo tenéis que ver películas? Bueno… soy un simple cinéfilo al que no tenéis que hacer más caso que el que queráis, pero me entenderéis rápidamente:
¿Se debe ver una película de risa cuando estamos realmente tristes? No es probable que nos haga gracia. Nuestra coyuntura influye en lo que nos vaya a gustar una película, por no hablar de que también influye por ejemplo la edad: no es lo mismo ver “ET” con 6 años que con 60.
 
También hace sus efectos la empatía. Si estamos viendo por ejemplo una comedia junto a alguien al que no le hacen gracia las gracias de la película, eso nos cohibirá de manera que será menos probable que nos riamos nosotros.

Con todo esto lo que ocurre es que juzgar una película es algo subjetivo no solo porque ya el propio juicio es personal, sino porque ni nosotros mismos tenemos siempre el mismo criterio. Los propios críticos profesionales de cine se permiten grandes subjetividades. Ahora bien, para que se respete nuestra opinión, debemos saber de cine.
 
 
La historia de Hollywood, la capital del cine

Desde los primeros años del siglo XX se fue asentando en Hollywood (distrito de la ciudad de Los Ángeles, California), por su buena situación (obviando la amenaza de gran terremoto que atenaza la península californiana) y condiciones, la industria cinematográfica….
(Se llama "cine independiente" precisamente a todo aquel que no sale de los grandes estudios cinematográficos)
 
La industria del cine crecía rápidamente y, en 1927, se decidió regularla mediante la "Academia de Artes y Ciencias de Hollywood". Douglas Fairbanks fue su primer presidente. El 9 de mayo de 1927 se celebró una cena en el hotel Biltmore, presidida por Louis B. Mayer, y se propuso la creación de los premios. El escenógrafo Cedric Gibbons dibujó el boceto del premio: Una estatuilla de aspecto masculino custodiando en pie, con una espada, un rollo de película con un radio por cada rama original de la Academia (5: productores, directores, guionistas, actores y técnicos). El símbolo acabó construido en bronce y bañado en oro de catorce kilates, con una estatura de 34 cm y un peso de 3062 g.

En cuanto al origen del nombre, curiosamente no está muy claro aunque parece que allá por 1931 a alguien le dio por decir que la estatuilla le recordaba a un familiar suyo de nombre Oscar y desde entonces se la llamó así coloquialmente. No fue sin embargo hasta 1934, cuando Walt Disney ganó una estatuilla por "Los 3 cerditos" y se mostró agradecido "por ganar un oscar", que ese nombre pasó a aceptarse multitudinariamente.
 
Las normas y categorías (Hubo un tiempo por ejemplo en que se separaban algunas categorías en Color y Blanco & Negro) de los premios han sufrido múltiples cambios a lo largo de su historia... pero a continuación nos haremos una idea de cómo funcionan:

Votan los miembros de la Academia. Para ser miembro de la Academia es necesario ser invitado por la Junta Directiva de la misma, que para ello se basa en los méritos obtenidos en el campo cinematográfico. Los componentes de la Academia con derecho a voto deben estar en alguna de las siguientes categorías: ejecutivos, productores, directores, actores (la categoría más numerosa, con diferencia), guionistas, directores de fotografía, escenógrafos, montadores, músicos, directores de cortometrajes y películas de animación, técnicos de sonido, técnicos de efectos especiales o relaciones públicas.
Entran en competición las películas estrenadas en salas de Los Ángeles entre el 1 de enero y 31 de diciembre de cada año. Si una película se ha exhibido antes que en cine en cualquier otro medio, no puede entrar en competición. La película de habla no inglesa (inexactamente "traducida" como extranjera) no hace falta que se haya estrenado en Los Ángeles; cada país debe presentar una y un grupo especial determina las nominadas, que son votadas luego por los miembros de la Academia que acrediten haberlas visto todas.
Durante el mes de enero de cada año se envía a los votantes un formulario, de donde saldrán las nominaciones, para que elijan lo mejor de las películas estrenadas el año anterior; eso sí, votan exclusivamente los especialistas de cada categoría (a los actores los escogen los actores, por ejemplo) excepto para "mejor película" que la votan todos los miembros de la Academia. Los premios honorarios y especiales los escoge la Junta Directiva de la Academia. Se disponen comités especiales para las nominaciones de documentales y cortos. Se cuentan los votos para las nominaciones y en febrero se anuncian éstas. Luego se envía otro formulario para escoger a los ganadores y ahí ya votan todos los miembros de la Academia y el voto es secreto.

Todas las filmaciones se exhiben en las salas de la propia Academia y se ponen a disposición de los votantes.

Un actor no puede estar doblemente nominado en una misma categoría (por cierto, que son las productoras quienes deciden si un actor se presenta como principal o secundario), así que solamente participará por la interpretación más votada en caso de estar presente por más de una película.
 
El recuento de votos, y posterior entrega a la Academia en sobres lacrados, corre a cargo de la firma Price Waterhouse Co., cuyo representante es el único que conoce los ganadores antes de la ceremonia. No se da a conocer el número de votos de cada categoría.
 
El primer año hubo solo 12 categorías más un premio especial y al año siguiente ¡Solo 7! Luego fueron aumentando poco a poco. Hasta 1936 no se crearon las importantes categorías de actriz y actor secundarios. Hasta 1956 no entraron en competición las películas de habla no inglesa. Hasta ¡2001! no se creó el oscar a mejor película de animación.
 
La primera ceremonia de los premios acogió películas estrenadas entre el 1 de agosto de 1927 y el 31 de julio de 1928. Tanto nominados como ganadores se conocieron el 17 de febrero de 1929, aunque no se concedieron los oscar hasta una cena del 16 de mayo en el hotel Roosevelt de Hollywood.

Los oscar fueron tomando películas estrenadas en dos años hasta que para la ceremonia de 1932-1933 ya se tomaron de 1 de agosto de 1932 a 31 de diciembre de 1933 para a partir de 1934 ya tomar un solo año completo.
 
Las categorías actuales son aproximadamente (digo aproximadamente porque es posible que aún cambien algunas denominaciones o añadan o quiten alguna): Película (recogen el premio los productores y no los directores, aunque a veces coincidan), director, actor, actriz, actor secundario, actriz secundaria, guión original, guión adaptado, fotografía, montaje, dirección artística (significa más o menos diseño de escenarios), banda sonora original, canción, sonido, vestuario, maquillaje, efectos especiales, montaje de efectos sonoros, documental largo, documental corto, película de animación, cortometraje de animación, cortometraje de acción real, película extranjera.   /// Los oscar científicos y técnicos se dan aparte de la ceremonia.
 
 
Más premios

Los Globos de Oro son otorgados por la Asociación de prensa extranjera acreditada en Hollywood. Nacieron en 1944 y en 1952 separaron la categoría de mejor película en dos: Mejor película dramática & Mejor película cómica o musical.
 
La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España se creó en 1985. En el teatro Lope de Vega, de Madrid , en la noche del 16 de marzo de 1987, se celebró la primera edición y la Academia entregó 15 Goyas (Referidos a películas del año anterior, claro).
Hasta el año 1999 sólo había 3 candidatos por Goya; a partir de ese año son 4 los nominados para cada categoría. La película que ha tenido más nominaciones es “Días contados” (1994), con 19. La película más galardonada es "Mar adentro" (2004), con 14 Goyas.
 
También están los BAFTA británicos, los César franceses, etc….
 
 
Curiosidades

Creo que podría escribir un libro sobre cine, pero me despido ya con unas cuantas curiosidades:
 
Las MARCAS de los OSCAR:

  Oscar concedidos
 Nominaciones
 PELÍCULA 11. Titanic & Ben Hur & ESDLA: El retorno del rey 14. Titanic & Eva al desnudo
 DIRECTOR 4. John Ford 12. William Wyler
 ACTOR 3. Jack Nicholson & Walter Brennan 12. Jack Nicholson
 ACTRIZ 4. Katherine Hepburn 16. Meryl Streep
 GENERAL 26. Walt Disney 59. Walt Disney

 

Entre los "perdedores", citar "El color púrpura" (1985) y "Paso decisivo" (1977) con 11 nominaciones cada una y 0 oscar.
 
La persona viva más nominada es John Williams (45 veces), que tiene 5 oscar. Es además la persona que más veces ha competido contra sí misma: 2005, 2001, 1995, 1991, 1989, 1987, 1984, 1977, 1973, 1972 y 1969.

Los países de habla no inglesa más oscarizados son Italia con 13 (de 30 nominaciones) y Francia con 12 (de 38 nominaciones).

Solamente ocho películas de habla no inglesa han estado nominadas como "mejor película": La gran ilusión (1938. Francia), Z (1969. Francia), Los emigrantes (1972. Suecia), Gritos y susurros (1973. Suecia), Il postino (1995. Italia), La vida es bella (1998. Italia), Tigre y dragón (2000. Taiwán) y Cartas desde Iwo Jima (2006. Estados Unidos pero rodada en japonés).

Solamente siete interpretaciones en habla no inglesa han conseguido el oscar: Sophia Loren (1961. Mejor actriz), Robert de Niro (1974. Mejor actor secundario. Por "El Padrino II", su papel en italiano), Roberto Benigni (1998. Mejor actor), Benicio del Toro (2000. Mejor actor secundario), Marion Cotillard (2007. Mejor actriz), Javier Bardem (2007. Mejor actor secundario) y Penélope Cruz (2008. Mejor actriz secundaria).

En dos ocasiones ha habido empate. Uno en los oscar de 1931/32 entre Fredric March y Wallace Beery en la categoría de mejor actor, aunque en realidad March había recibido un voto más que Beery pero por entonces ese margen de diferencia tan pequeño se consideraba empate. Otro en 1968 entre Barbra Streisand y Katharine Hepburn como mejores actrices.
 

El técnico de sonido Kevin O'Connell es la persona que más candidaturas ha recibido sin haber ganado ninguna: 20.
 
El irlandés Barry Fitzgerald es el único actor candidato en las dos categorías (protagonista y secundario), con la misma película y el mismo papel ¡Menudo disparate! Fue por "Siguiendo mi camino" en 1944. Ganó el oscar como actor secundario.

La bella y la bestia y Up y Toy Story 3 (Aunque éstas dos en 2009, año en que se instauraron 10 nominaciones en lugar de 5 ¿?, y 2010 respectivamente) son las únicas películas de animación que han sido candidatas al oscar a "mejor película".
 
 En 1998 el “Instituto Americano de Cinematografía” (AFI) hizo una encuesta entre 1500 personas de la industria del cine, proponiéndoles 400 películas para votar y de las que se sacó la lista de las 100 más votadas. No sé quiénes serían los elegidos para votar ni cómo se contabilizarían los votos (Si una película la votaran 10 como primera y otra ni la mencionaran y otros 30 votaran esa segunda película como segunda y de la primera ni se acordaran ¿Cuál saldría primera en la lista?), pero que saliera como primera de la lista “Ciudadano Kane” (Recibió el oscar a mejor guión original), me parece absolutamente ridículo, con perdón, por más que esa película marcara tendencia en la forma de ser grabada…. La cosa es que a cuenta de esa votación se lee en unos cuantos sitios que esa es la mejor película de la historia del cine aunque la mayoría discrepamos.
Con ese comienzo, para mí esa lista no tiene crédito, pero como curiosidad ahí van otros puestos; al fin y al cabo mi crédito no pasa de ser el mío y vosotros juzgaréis por vosotros mismos. Los diez primeros (y otros que me gustan a mí mucho o que me resulta curioso que estén en la lista, ya sea por malos, por simplemente sorprendentes, etc) son:

2. Casablanca
3. El Padrino
4. Lo que el viento se llevó
5. Lawrence de arabia
6. El mago de Oz
7. El graduado
8. La ley del silencio
9. La lista de Schindler
10. Cantando bajo la lluvia
11.¡Qué bello es vivir!
15. La guerra de las galaxias
18. Psicosis (Aún me pregunto de qué le viene la fama a una de las peores películas del genial Hitchcock, que por cierto nunca recibió un oscar)
22. 2001: Una odisea del espacio (¡Menudo rollo!)
25. ET (Es curioso, pero me gusta ese puesto)
28. Apocalypse Now (Otra sobrevalorada)
31. Annie Hall (Aaaay)
41. West Side Story (¡Miraré para otro lado!)
43. King Kong (No tuvo ninguna nominación en los oscar)
44. El nacimiento de una nación (De 1915, cuando aún no había ni oscar. Esta película debe su fama a que también marcó tendencia en la forma de filmar. Hoy día no vería la luz por su racismo)
46. La naranja mecánica (Una película de muy mal gusto, a cuya inspiración se atribuyó una pequeña oleada de violaciones en Holanda tras su estreno)
49. Blancanieves y los siete enanitos (Una de dibujos)
58. Fantasía (Otra de dibujos y que no tuvo ningún oscar ni nominación… y que a mí me parece aburridilla)
71. Forrest Gump (Una de mis preferidas)
76. Luces de la ciudad (Una de cine mudo y que no obtuvo nominaciones ni oscar)
81. Tiempos modernos (Mismo comentario que la anterior)
85. Sopa de ganso (Ninguna nominación)
87. El doctor Frankenstein (Ninguna nominación)
96. Centauros del desierto (Ninguna nominación)
97. La fiera de mi niña (Ninguna nominación)
 
 
Algunas traducciones o adaptaciones extrañas de títulos de películas:

  •    Curdled (Cuajado): Tú asesina, que nosotras limpiamos la sangre.
  •    Airplane (Aeroplano): Aterriza como puedas. [Aquí empezó el sobreusado "como puedas" para tantas "traducciones" de títulos de comedias]
  •    Naked gun (Arma desnuda): Agárralo como puedas.
  •    Die hard (Duro de matar): La jungla de cristal.
  •    Eternal sunshine of the spotless mind (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos): Olvídate de mí. [A veces las traducciones también parecen arreglos, porque vaya con el título original...]
  •    Once upon a time in the west (Érase una vez en el oeste): Hasta que llegó su hora. [Un título así ya casi nos cuenta el final...]
  •    Highlander (Montañés): Los inmortales. [¡Toma ya!]
  •    Unbreakable (Irrompible): El protegido.
  •    Analyze this (Analice ésto): Una terapia peligrosa.
  •    There will be blood (Habrá sangre): Pozos de ambición.
  •    North by northwest (Norte por noroeste): Con la muerte en los talones.
  •    High noon (Pleno mediodía): Solo ante el peligro.
  •    The killing (El asesinato): Atraco perfecto.
  •    Scarface (Caracortada): El precio del poder.
  •    The money pit (El sumidero de dinero): Esta casa es una ruina.
  •    Ice princess (La princesa del hielo): Soñando, soñando... triunfé patinando.
  •    The sound of music (El sonido de la música): Sonrisas y lágrimas.
   
Y paro ya porque la lista tiene tendencia al infinito.
 
Saludos, cinéfilos.

Tomás Vega Moralejo

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador