Walt DisneyTemo que se me quede grande hablar sobre Walt Disney, porque lo considero una de las grandes personalidades de la historia… pero precisamente por eso es por lo que escribo sobre él.

Empecemos por el principio: Walter Elias Disney nació el 5 de diciembre de 1901 en Chicago (Illinois).

(Escribiré Walt o Walt Disney para referirme a éste y Disney a secas para referirme a Disney como entidad)

Fue el cuarto de los cinco descendientes de Flora Call y Elias Disney. En 1906 la familia se trasladó a una granja de Marceline, una zona rural del estado de Misuri que parece que marcó especialmente a Walt Disney y ya entonces inició su afición por el dibujo y también por los trenes. En 1911 se fueron a vivir a Kansas City (Misuri), donde por medio de un amigo se aficionó al cine. En 1917 se fueron a Chicago, donde ya dibujó para el periódico escolar.

A los 16 años nuestro Walt dejó los estudios para intentar enrolarse en el ejército, pero fue rechazado por la edad. Seguidamente probó en la Cruz Roja; sin embargo, para cuando le enviaron a Francia como conductor de ambulancias, la Primera Guerra Mundial ya había terminado. En 1919 volvió a Estados Unidos.

Walt se decidió a correr carrera artística y comenzó en el “Pesemen-Rubin Art Studio” de Kansas City creando anuncios para prensa y cines, trabajo que le consiguió su hermano Roy (que trabajaba en un banco) por mediación de un amigo. Fue entonces cuando conoció al dibujante Ubbe Iwwerks y juntos fundaron su propia compañía en enero de 1920: “Iwerks-Disney Commercial Artists”, con tan poco éxito comercial que no tardarían en abandonar. Sin embargo la empresa “Kansas City Film Ad” se había fijado en ellos y los contrató para hacer anuncios de animación para los cines locales.

Walt Disney no se limitaba a simplemente hacer su trabajo sino que experimentó y aprendió más sobre animación de lo que requería su ocupación. En 1922 decidió que estaba preparado y fundó su propia empresa llamada “Laugh-O-Gram” dedicada a hacer cortos animados; Fred Harman fue su primer empleado y ambos pactaron con un cine local el proyectar sus creaciones. La cosa empezó a funcionar y pudo contratar a más personal. Entre sus trabajadores estaban otros animadores que también llegarían a ser grandes como el propio Iwerks o Rudolph Ising. El talento era evidente y la popularidad alta en su zona, pero los gastos de producción superaban a los ingresos y la empresa quebró en junio de 1923.

Por suerte para todos, tantas dificultades no echaron para atrás a nuestro Walt. Éste y su hermano Roy juntaron dinero y se fueron a Hollywood, donde vivía su tío Robert y donde florecía la industria cinematográfica. Envió su corto “Alice Comedies”, que combinaba imágenes reales con dibujos animados, a numerosas distribuidoras. Finalmente Margaret Winkler le contrató para hacer cortos basados en “Alicia en el país de las maravillas”.
“Disney Brother´s Studio” nació con la incorporación de Virginia Davis (la actriz del corto de Alicia) e Iwerks. Produjeron las “Comedias de Alicia”, con algunos cambios de actrices, y para 1927, año en que concluyó la serie, los personajes animados ya eran más populares que los reales.

(El 15 de julio de 1925, Walt Disney se casó con una empleada suya llamada Lillian Bounds. El 18 de diciembre de 1933 tuvieron a su hija Diane Marie Disney y en 1936 adoptaron a Sharon Mae Disney. Sharon falleció en 1993. Lillian falleció el 16 de diciembre de 1997. Diane aún vive y ha tenido siete hijos)

En 1927, Charles B. Mintz se había hecho con el control del negocio de Margaret Winkler, tras casarse con ésta, y pidió una nueva serie ya solamente de dibujos animados. “Oswald, el conejo afortunado”, un personaje creado por Iwerks, cosechó buen éxito y el estudio pudo crecer; fue entonces cuando Walt contrató de nuevo a Ising, Friz Freleng y otros. Pero en febrero de 1928 a Walt le tocaba negociar un nuevo contrato con Mintz, que pretendió imponer injustas condiciones. Walt Disney no aceptó el chantaje y perdió los derechos sobre “Oswald” (recuperados por Disney en 2006) y a buena parte de sus animadores… pero no a su fiel Iwerks.

Oswald, el precedente de Mickey

Tocaba rehacerse. Iwerks y Walt crearon un nuevo personaje, aunque claramente inspirado en el anterior: Mickey Mouse (bautizado así por la esposa de Walt, aunque el nombre iba a ser Mortimer).
La primera aparición de Mickey Mouse, en la que ya aparecía también Minnie Mouse, fue el 15 de mayo de 1928 en “Plane Crazy”, un cortometraje mudo como todos los demás. Ni este corto ni su continuación “The Gallopin´ Gaucho” captaron la atención del público, así que a la tercera Disney creó uno sonoro: “Steamboat Willie” con la ayuda del empresario Pat Powers que proporcionó un sistema de sincronización de sonido y la distribución; el éxito llegó y se puso sonido además a los cortos anteriores. Desde entonces, el sonido siempre acompañaría a las animaciones de Walt Disney, quien por cierto fue el mismo encargado de los efectos vocales de los primeros cortos y la voz del propio Mickey hasta 1947.

El éxito de Mickey Mouse fue arrollador durante la década de 1os treinta. En 1930 salió en cómic en la prensa. En 1935 la Sociedad de Naciones premió a Walt Disney con una medalla de oro, declarando a su personaje estrella como “símbolo de buena voluntad”. Se vendieron desde juguetes hasta brazaletes de diamantes de Mickey Mouse y numerosas personalidades mostraron su gusto por el personaje.

No debemos olvidar a quienes le ayudaron, como el gran Iwerks (a la derecha, con Walt Disney)Además de los cortos de Mickey, Disney produciría en 1929 las “Silly Symphonies” (Sinfonías Tontas), la primera de las cuales se tituló “The skeleton dance” y fue enteramente dibujada por Iwerks.
Iwerks se terminaría cansando de su posición secundaria y Walt Disney tendría que buscar a nuevos dibujantes ya que él mismo no podía dibujar tan eficazmente como Iwerks (ya por su cuenta, Iwerks crearía el primer corto animado en color de la historia: “Flip the frog” en 1930. Iwerks volvería a Disney en 1940).

En 1932 Disney estrenó su primer corto en color (ya sin Iwerks), de la serie “Silly Symphonies”: “Flowers and Trees”, que conseguiría el oscar a mejor cortometraje de animación en 1932, mismo año que Walt Disney recibió un oscar honorífico por el personaje Mickey Mouse (que, por cierto, empezó a dibujarse a color en 1935).
Pronto nacerían nuevos personajes de la mano de las “Sinfonías Tontas”, como el estupendo Donald (creado por Dick Lundy) en 1934, aunque ya en 1931 era mencionado en una historia en libro. Donald, al que ponía su curiosa voz ¡en todos los idiomas! Clarence Nash, llegó a superar en popularidad a Mickey.
Goofy es de 1932. Chip y Chop (el nombre autentico y original de Chop es “Dale”) nacieron en 1943 en un corto con Pluto como estrella (éste es de 1930).

En 1934 Walt Disney había decidido realizar un largometraje, cosa que en su momento llegaron a calificar de locura dado el riesgo de quiebra que podría suponer para su empresa por lo costoso del proyecto y la incertidumbre de su éxito; pero a estas alturas ya nos hemos dado cuenta de que Walt Disney era un tipo impetuoso ¿No?

Entre preparativos y la propia producción, “Blancanieves y los siete enanitos” no estuvo lista hasta 1937. Costó casi un millón y medio de dólares de la época y se estrenó el 21 de diciembre de 1937. Su distribución estaría lista para febrero de 1938.


Fue el primer largometraje de animación sonoro y en color y la película más taquillera en 1938, alcanzando los ocho millones de dólares de ingresos (equivalentes a unos 122 de la actualidad).

Semejante éxito permitió montar unos nuevos estudios en Burbank que se inauguraron en la NocheBuena de 1939, año en que dejarían de producirse las “Silly Symphonies”. En 1940 salieron de esos nuevos estudios “Pinocho” y “Fantasía”.

Seguimos en la década de los cuarenta. Walt Disney se negaba a que sus trabajadores se afiliaran al sindicato de animadores que había nacido en 1938 (Tengamos en cuenta que por entonces ya estaba muy presente el miedo y rechazo al comunismo que más tarde desembocaría en la guerra fría y la caza de brujas. De hecho Walt Disney sería uno de los fundadores en 1944 de la anticomunista “alianza de películas para la preservación de los ideales americanos”). Además, el trabajo de algunos de los componentes de Disney no estaba reconocido en los créditos de sus creaciones. Incluso, había malestar por la falta de bonificaciones tras el éxito de “Blancanieves y los siete enanitos”.
Así las cosas, algunos animadores de peso empezaron a alzarse contra estas injusticias y Walt Disney quiso cortarlo despidiéndolos. El 28 de mayo de 1941 las tensiones desembocaron en una huelga que duró hasta el 29 de julio, cuando finalmente Walt Disney cedió. No obstante, algunas tensiones continuaron y Walt Disney despidió a algunos cuando pudo y algunos otros se fueron por la presión con que trabajaban.
La sensación que transmitían sus películas no era precisamente la que se vivía en los estudios, lo cual afectó a la imagen de Walt Disney… pero no a sus productos.

A pesar de la huelga y las tensiones, en octubre de 1941 llegaría “Dumbo”. Con su ternura conquistó al público y supuso una gran fuente de ingresos para Disney, pero en diciembre Estados Unidos entró en guerra y eso afectó también a la empresa que además colaboró propagandísticamente con algunos filmes que no generaban beneficios. En 1942 llegaría “Saludos Amigos”, de la mano de la política de buena vecindad de Estados Unidos con Sudamérica.
En agosto de 1942 llegó “Bambi”, pero en su momento no generó grandes beneficios.
En 1945 se ideó un cortometraje de animación surrealista con Salvador Dalí, pero se abandonó la idea (hasta nada menos que 2003, año en que finalmente se hizo “Destino”… ya más bien simbólicamente).
Tocaba tratar de ser más rentables y a Walt Disney se le ocurrió recopilar algunos cortos en películas; además, en 1944 Disney reestrenó “Blancanieves y los siete enanitos” iniciando así la tradición de reestrenar sus películas a los siete años. También, Disney fue incluyendo documentales y programas de televisión (el primero en 1950) entre sus producciones.
En 1950 se estrenó “La Cenicienta” (la película preferida de Walt Disney, especialmente la escena de la transformación en princesa), en 1951 “Alicia en el país de las maravillas” y en 1953 “Peter Pan”.

En 1949 Walt Disney había adquirido una gran finca con una mansión en Los Ángeles y aprovechó para cumplir su deseo de niño de tener un auténtico ferrocarril a escala. Éste fue bautizado como “Carolwood Pacific Railroad” en honor a la calle “Carolwood Drive” de Los Ángeles en que vivió Walt Disney. La locomotora del tren se llamó Lilly Belle en honor a la esposa de Walt.

La compañía Disney creó en 1952 una empresa subsidiaria, WED Enterprises, y adquirió un terreno de 730.000 metros cuadrados en Anaheim, cerca de Los Ángeles, y el 21 de julio de 1954 comenzó la construcción de Disneylandia, que abrió sus puertas el 18 de julio de 1955.

El primer parque temático Disney, en Los ángeles

Volvamos a las películas de animación: “La dama y el vagabundo”, en 1955, “La bella durmiente” en 1959, “101 dálmatas” en 1961 y “Merlín el encantador” en 1963 fueron largometrajes de éxito. No obstante Walt parecía cada vez más interesado en la imagen real. En 1956 Disney cerró el departamento de cortometrajes, aunque esporádicamente se produciría alguno más. Poco antes Disney había creado la conocida distribuidora “Buena Vista” como empresa subsidiaria.

En los sesenta, Disney se consolidó como la más importante empresa dedicada al entretenimiento familiar.

En 1964 se estrenó Mary Poppins, uno de los más grandes éxitos de Disney.

En 1965 se anunció la construcción de un nuevo parque en la costa Este de Estados Unidos, cerca de Orlando (Florida): DisneyWorld.

El 2 de noviembre de 1966, durante unas pruebas para una operación por una vieja lesión de cuello, a nuestro Walt Disney, que era un aplicado fumador, se le diagnosticó cáncer en su pulmón izquierdo. El 30 de noviembre ingresó grave en el hospital de St. Joseph y el 15 de diciembre a las 9:30, diez días después de su 65 cumpleaños,  falleció de fallo cardiorrespiratorio. 2 días después su cuerpo fue incinerado en el cementerio de Glendale del condado de Los Ángeles.

Las últimas animaciones en que tuvo algo que ver Walt Disney, aunque se acabaron ya sin él, fueron el largometraje “El libro de la selva” (1967) y el corto “Winnie de Pooh y el bosque animado” (1968).

Su hermano Roy llevó adelante el proyecto del nuevo parque que finalmente se llamaría Walt Disney World y que se abrió el 1 de octubre de 1971. El 20 de diciembre de 1971 falleció Roy de accidente cerebrovascular. Aunque Roy Oliver Disney tenía un hijo (Roy Edward Disney, fallecido el 16 de diciembre de 2009) que también formaba parte de la compañía, su sucesor en la dirección de The Walt Disney Company fue uno de los altos cargos ejecutivos: Donn Tatum.

Walt Disney y su hermano Roy con su primer oscar

La tan extendida leyenda urbana de que el cuerpo de Walt Disney fue criogenizado… probablemente inventada a modo de propaganda simplemente por coincidir la muerte de Walt con la época en que comenzaba a hablarse de congelar cuerpos para preservarlos para el futuro, no solamente es falsa sino que, aunque fuera cierta, aún hoy no se ha conseguido una criogenización segura: las cristalizaciones producidas por la congelación dañan irreparablemente las células y los crioprotectores estudiados hasta hoy son todos altamente tóxicos.
Walt Disney fue incinerado el día 17 de diciembre de 1966 y sus cenizas enterradas en el cementerio privado “Forest Lawn Memorial Park” de Glendale (California).

Los padres de Walt Disney, Flora y EliasHablando de leyendas, hay otra que habla de que Walt Disney nació en Almería (España) y que fue dado en adopción a sus padres oficiales por sus presuntos padres naturales emigrados a Chicago. Sin embargo, esa leyenda no solo suena muy extravagante sino que yo diría que Walt de hecho se parece a su padre Elias.

El 15 de abril de 1983 se abrió el primer parque temático Disney fuera de Estados Unidos: el Tokyo Disney Resort. En 1985, tras una preselección en la que como 4 mejores opciones había 2 ubicaciones en España y dos en Francia, Disney finalmente decidió en Francia el emplazamiento de EuroDisney, que abriría sus puertas el 12 de abril de 1992 con el nombre de “Disneyland París”.

En la actualidad, el imperio Disney es gigantesco y gestiona varios parques de atracciones, decenas de hoteles, estudios cinematográficos, canales de televisión (como el importante ABC), … y maneja unos ingresos anuales de en torno a 35.000 millones de dólares.

En la década de los 90, Disney viviría una nueva época dorada, con películas como “La bella y la bestia” (1991), “Aladín” (1992) y “El rey león” (1994)… y con su alianza para distribuir las películas de Pixar.

Pixar, que había nacido en 1979 como una división de LucasFilm (de George Lucas) y que fue comprada en 1986 por Steve Jobs (Apple), inicialmente se dedicaba a cortometrajes; en 1991 Pixar y Disney acordaron realizar dos largometrajes (que se ampliarían luego a otros cinco), y de ahí surgió “Toy Story” en 1995, el primer largometraje de la historia totalmente hecho por ordenador y que fue todo un éxito. Estaba dirigido por John Lasseter, antiguo trabajador de Disney. En 2004 Pixar y Disney rompieron relaciones al no llegar a un nuevo acuerdo, lo cual era un auténtico problema para Disney dada la importancia que ya tenía Pixar en el cine de animación. El 24 de enero de 2006 Disney acabó con la competencia comprando Pixar.

En vida, Walt Disney recibió 26 oscar (4 de ellos honorarios) y 59 nominaciones (4 de ellas en un mismo año, 1953), siendo aún hoy la persona con más oscar y más nominaciones… y eso que los oscar a mejor largometraje de animación son algo reciente (de 2001) y de hecho sus largometrajes animados no recibieron oscar alguno excepto los honoríficos por “Blancanieves y los siete enanitos” (como curiosidad, indicar que además del oscar normal se le entregaron 7 en miniatura) y “Fantasía”.
Tiene dos estrellas en el “paseo de la fama” de Hollywood, una por sus trabajos cinematográficos y otra por sus trabajos para televisión.
Además, tiene decenas de otros premios como la Medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos o la Legión de Honor de Francia.

Firma de Walt Disney, en la que se basó la tipografía del logo de la compañía
El logo de Disney también incluye el icono del castillo de Cenicienta

Hemos visto que Walt Disney como persona también tiene aspectos controvertidos y que también le debe mucho a sus colaboradores aunque casi solo trascendiera su nombre… lo que no se puede negar es que su batuta fue la que hizo que esa orquesta de buenos animadores, buenas historias y demás ingredientes sonara a gloria.
Y lo que más admiro yo de él y su legado, es ese mensaje de respeto por los animales que ha hecho más por éstos que montones de leyes.

Tomás Vega Moralejo

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador