Liza Minnelli y Joel Grey en una escena de la películaBob Fosse fue un genio del musical. Sus comienzos como bailarín y coreógrafo, y su posterior debut en el cine como actor antes de dedicarse a la dirección, sirvieron para sentar las bases y desarrollar el gran potencial de quien estaba llamado a revolucionar el género. No en vano Cabaret consiguió que el público volviera la vista hacia el musical, cuando este género estaba ya prácticamente desaparecido.

Fosse hizo que todas las escenas musicales, a excepción de una, tuvieran lugar en el cabaret, rompiendo con la tradición de este tipo de películas, en que los bailarines y cantantes realizaban sus números de repente, como si no vinieran a cuento. Otra innovación importante fue el uso de los planos cortos y primeros planos, en lugar del habitual plano secuencia. Además tomó decisiones que dieron buen resultado, tales como la de pedir a los bailarines que no se depilaran las axilas, para que se mostraran con un aspecto vulgar y menos glamuroso.

Liza Minnelli fue la elegida para protagonizar el que iba a ser el papel de su vida, después de que Julie Andrews lo rechazara para no empañar su imagen de estrella infantil. La magnífica interpretación de Sally Bowles le valió el Óscar a la mejor actriz, convirtiéndose, como anécdota,  en la única poseedora de la estatuilla cuyos padres también la habían ganado. Aunque su carrera como actriz estuvo llena de altibajos,  Liza Minnelli consiguió 6 globos de oro y brilló en el teatro, donde recibió varios premios Tony, el primero de ellos con tan solo 19 años, aunque destacó especialmente por su actividad musical como cantante y bailarina.

La acción del film, que está basado en la novela “Adiós Berlín” de Christopher Isherwood, transcurre en el Berlín de los años 30, con el ascenso del nazismo al poder como telón de fondo. La historia de amor entre un joven inglés doctorado en letras y una bailarina de un sórdido club nocturno, le sirve a Fosse como pretexto para abordar problemas sociales tan importantes como la intolerancia, el aborto o la homosexualidad.

Cabaret recibió 10 nominaciones al Óscar y consiguió 8 estatuillas en 1972, derrotando sorprendentemente a "El Padrino" de Coppola, que a pesar de ser la favorita solo pudo hacerse con 3 premios.

Sin duda estamos ante uno de los grandes musicales de la historia del cine, con una banda sonora magnífica e increíbles números diseñados por el propio Bob Fosse. Todo un clásico, más que recomendable, para los amantes del cine.

Luis G. Bogart

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador