Valentín Carrera, como él mismo se define, es un ciudadano libre de la República Independiente del Bierzo, que va y viene, desde Galicia al Bierzo, y del Bierzo a Galicia, viaja y escribe (o viceversa), hace cine (incluso se atreve con la adaptación de El señor de Bembibre), nos pasea por el Camino de Santiago, por espacios (en)soñados y posibles, por el mundo, en definitiva, incluso nos da una vuelta -la vuelta al día en ochenta y más mundos- en globo (véase su El Bierzo en globo), desde el Bierzo hasta la Ciudad de los Muertos en El Cairo, y nos devuelve una radiografía cultural, humana, llena de sabiduría, de nuestra comarca así como del resto del universo, porque Carrera es un intrépido viajero a los confines del universo intergaláctico, un ciudadano universal, un todoterreno de las letras y las ciencias cinematográficas, un hombre del Renacimiento, capaz de aunar razón y emoción a partes iguales, atento a los aconteceres diarios de la realidad y también a las ficciones literarias y aun otras aventuras. No en vano, es un aventurero y un apasionado bloguero (http://blog.ebooksbierzo.com) y periodista (términos sinónimos) que cuenta con varios blogs y ahora con una editorial on line, ebooksbierzo: http://ebooksbierzo.com a través de la cual está editando a autores y autoras del Bierzo. 

Valentín, que es de Ponferrada y de San Román de Bembibre y de Noceda del Bierzo, ha escrito mucho y bien, sobre todo libros de viaje apasionantes, como aquel Viaje del Vierzo (en el que nos mostraba la mítica fragua de Furil) y luego, veinte años después, su Viaje por el interior de la provincia del Bierzo, ilustrado con excelentes imágenes de Anxo Cabada e inspirado en cierto modo en nuestros grandes escritores, Ramón Carnicer y Gil y Carrasco.

El viaje siempre como punto de partida y estructura narrativa para contarnos nuestra historia pasada y reciente, para deleitarnos con páginas impregnadas de saber y buen hacer periodístico, literario, por los que ha recibido premios como el Blanco Amor de Novela 1990, el premio Galicia de Comunicación 1991 o el premio Francisco de Cossío de Periodismo 1990.

El martes 12 de marzo en la Casa de las Culturas de Bembibre

En la Casa de las culturas de Bembibre, tuvo lugar la segunda conferencia del ciclo Tardes Literarias, con la intervención del escritor, periodista y cineasta berciano Valentín Carrera, que comenzó leyendo un capítulo inédito del que será su nuevo libro de viajes. Un relato, a modo de crónica de indias, ambientado en la Amazonia. Asimismo, adelantó su siguiente capítulo, que se desarrollará en Argel, con referencias a Los baños de Argel, de Cervantes, que escribió, ya en su época de madurez, una de las mejores novelas de viaje de todos los tiempos, El Quijote. Posteriormente, Carrera centró su charla en otros viajes suyos y reivindicó algunas de sus muchas referencias y modelos de escritores-viajeros y viajes como Las Américas peninsulares, viaje por Extremadura, de Ramón Carnicer, Viaje en autobús, de Pla, Viaje a la Alcarria y Del Miño al Bidasoa, de Cela, y aun Bosquejo de un viaje a una provincia del interior, de Gil y Carrasco (a quien el autor de Viaje interior por la provincia del Bierzo recordó con afecto en su último y definitivo viaje a Berlín). Y, para finalizar la conferencia, hizo mención especial al periodista y escritor bielorruso Kapuscinski, en concreto a su libro Encuentro con el otro (esencial para entender otros mundos, otras culturas...), así como a su Viaje a los mares de la Antártida, y también a un viaje que realizara de Orense a San Andrés de Teixido (50 años después), prologado por Luis Carandell, y en clara referencia a un viaje anterior, siguiendo la misma ruta que hicieran los escritores gallegos Otero Pedrayo, Vicente Risco y Ben-Cho-Sey en su libro Pelerinaxes.

Valentín Carrera logró crear en la villa del Benevivere un animado filandón literario.

Manuel Cuenya

Comentarios  

0 #1 Amena charla.Fernando 14-03-2013 12:15
Impresionantes y reales historias que contó el Sr. Valentín.
Entre las personas que asistieron a escuchar el conferenciante, que desgraciadament e no fueron muchas por cuestiones del día, me refiero al futbol que se celebraba a la misma hora y otras circunstancias, los que acudieron por lo menos si demostraron que tienen interés en asuntos culturales y escuchar a una persona como Valentín que, aparte de contar algunas de sus vivencias, al mismo tiempo se aprende y te das cuenta de las aventuras que vivieron, así como los riesgos que corrieron para sus vidas por los lugares tan complicados que recorrieron. El hecho que más impresionó, por lo menos para mí, fue lo de la mujer nativa que parió a un niño, el cual no hubiese nacido sin la ayuda de él y de otras personas que componían la expedición, salvando dos vidas, la de la parturienta y la del nacido.
Felicidades y vuelva cuando termine el libro, lo prometió.
Saludos.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador