Tanto en la coreografía como en la dramaturgia, el acercamiento de Ananda Dansa a una historia mítica como la de Peter Pan se aleja de los tópicos del modelo Disney, recuperando un sentido original que se resuelve con una potente fuerza visual. Su coreógrafa, Rosángeles Valls, reconoce que "éste ha sido nuestro desafío: extraer de la historia su núcleo dramático y recrearlo, dotándolo de una nueva voz y unas nuevas palabras: la danza, y el movimiento y la gestualidad de los bailarines. Somos conscientes del lastre que conlleva, para cualquier lectura que se pretenda hacer de Peter Pan, la inocua y edulcorada versión que del mismo nos ofreció la factoría Walt Disney. Por ello nuestra puesta en escena se esfuerza en librarse de este lastre apelando a la imaginación de los espectadores, tratando de seducirlos con la magia del escenario y sus viejos y siempre renovados recursos".

Para los creadores de esta propuesta "hoy, más que nunca, el teatro, el escenario, puedan representar para los jóvenes espectadores esa magia que la masificación de los medios de comunicación y entretenimiento han ido poco a poco desterrando de sus vidas"

Estrenada hace diez años y ahora repuesta, esta coreografía dirigida a público familiar obtuvo en su momento numerosos premios: el Max de las Artes Escénicas 2003 al mejor espectáculo Infantil (en una edición en la que fue finalista también en las categorías de Composición Musical, Coreografía e Intérprete Masculino de Danza) y el Premio al Mejor espectáculo de Danza y a la Mejor composición musical, en los Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE} 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador