Germy Megatones

Tocando la guitarra eléctrica tiene el atractivo estilo de los grandes maestros de este instrumento. Posee la suavidad y la dulzura en el fraseo de J. J. Cale, la técnica antigua del picking (ejecución con los dedos, en lugar de la púa) de Chet Atkins y la limpieza de sonido de Hank Marvin, de los Shadows. Es Germán Robles, leyenda viva, un prodigio de las seis cuerdas y parte fundamental para entender la historia de la música moderna en El Bierzo, León y España. La primera guitarra eléctrica llegó a manos de Germán cuando contaba 16 años de edad, aunque no fue este el primer instrumento que tuvo. Con casi 8 años dio sus primeros “conciertos” en el Jardín de San Francisco, en su León natal, con su primera armónica. Heredó de su padre la afición por la música y desde niño su vida ha girado en torno a este maravilloso arte. Con 12 años gana sus primeras 25 pesetas como músico. Fue en La Voz de León en un programa en directo, presentado por Nélida Pérez y un jovencísimo becario llamado Luis del Olmo. Para entonces Germán se había convertido ya en “Germy Megatones”, nombre artístico que le acompañará siempre. El día 8 de Abril de 1961 la Asociación de la Prensa Leonesa organiza un macro festival para clausurar el Teatro Principal. Allí coincide con un trío vocal del barrio de la Sal: “Los Sevis” y se unen para ensayar en los estudios de La Voz de León. De esa manera nace el primer conjunto músico vocal de León: “Los Megatones”. En los 60 y 70, actuaron en las emisoras nacionales y en las mejores salas de la geografía española. Fueron compañeros de escenario, en aquellas salas, de otros grupos emergentes como Los Pekenikes, Los Bravos, Los Sonor, Micky y los Tonys, Los Relámpagos, Massiel... Germán y su grupo actuaron en la TV portuguesa, en la española y en la de Marruecos y Túnez. Después, durante los años 70, se instaló en Bembibre y durante 7 años tocó con su grupo, “Viento Norte”, en la Sala Dancing Club, una sala referente en toda la comarca del Bierzo, la provincia de León, e incluso de España. Allí compartió escenario con Antonio Machín, Alberto Cortez, Julio Iglesias, Juan Manuel Serrat, Juan Bau, Cholo Aguirre, Betty Misiego, Bruno Lomas, Carlos Mejía Godoy y muchos más. A los de mi generación nos cabe la satisfacción de poder recordar con placer sus actuaciones del Dancing, tocando canciones como Get Back, Let it be y alguna otra de The Beatles; o aquellos inolvidables temas de Carlos Puebla: Hasta siempre, Y en eso llegó Fidel, La reforma agraria… Gracias, Germy, por haberle puesto música a la banda sonora de las vidas de tantas y tantas personas.

  (click en la imagen para ampliarla)


Comentarios  

0 #1 Hay cosas que nunca se olvidanEloy 02-12-2014 15:23
Si estoy dormido la sueño, si estoy despierto la miro y por donde quiera que ando su recuerdo va con migo. Parte de la letra de la canción Ruega por Nosotros. Magistralmente interpretada por Germán en el Dancing Club y que todos los que en los 70 acudíamos allí nunca olvidaremos.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos