Mar Palacio

Sello de identidad

Mar Palacio Bango es la primera mujer que preside el Instituto de Estudios Bercianos (I.E.B.). Hace el número diez en la lista de los presidentes que lo fueron, desde que el Instituto se creara en julio de 1959, y de todos ellos es la que más tiempo lleva al frente de la institución. Desde diciembre de 2003, Mar, dirige las labores que el I.E.B. desarrolla, encaminadas al estudio, el impulso, la promoción y la divulgación de todos aquellos aspectos que tienen que ver con la Cultura del Bierzo. Ardua y trabajosa tarea, que no ha arredrado a la presidenta, más bien todo lo contrario. Al frente de un equipo de estudiosos, investigadores y divulgadores, Mar, hace realidad la identificación, investigación, preservación y promoción de las expresiones y manifestaciones de la Cultura de la comarca, logrando el afianzamiento de la identidad berciana. Desde el principio de sus responsabilidades, Mar, ha sabido promover el arte y la cultura, organizando acciones promocionales del talento artístico de escritores, pintores, músicos, artesanos, etc. Sabe estimular perfectamente la participación de los creadores, artistas, intelectuales… en las acciones y proyectos que desarrolla el Instituto en el ámbito sociocultural. Fomenta la presentación de exposiciones, conferencias, visitas… dando protagonismo a las inquietudes que puedan sostener el desarrollo cultural de esta tierra. Toda la extensa labor que desarrolla Mar, en el día a día del I.E.B., va acuñada con su sello personal y característico. Un sello que habla de la gentileza, la sensibilidad y la calidez de una mujer comprometida con el desarrollo patrimonial de una comarca, que, sin ser su cuna, sabe entender y comprender mejor que nadie. Vale la pena reconocer la inmensa capacidad de trabajo y sacrificio que Mar Palacio ha venido demostrando a lo largo de su mandato, en pro de lograr potenciar los valores existentes en la comunidad. Como tampoco sobra incidir en los rasgos de esa impronta que antes mencionaba y que la presidenta del Instituto sabe dar a sus actuaciones: el conocimiento, la comprensión y el cuidado de uno de los bienes más preciados que tiene el Bierzo, su idiosincrasia. Con estos mimbres logra extender el influjo del conocimiento a los hombres y mujeres que se preocupan por conservar su condición de miembros de una sociedad tan rica en valores culturales. Y es que Mar Palacio, como antes André Malraux, lo tiene muy claro: “La cultura es la suma de todas las formas de arte, de amor y de pensamiento, que, en el curso de siglos, han permitido al hombre ser menos esclavizado”.

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos