Pesadilla y otras movidas - Ojo por ojoLa plataforma de información local y cultural, Bembibre Digital, publica a partir de este lunes el libro de relatos Pesadilla y otras movidas, del bembibrense Alberto Arias Álvarez. Se trata del segundo libro, tras la edición de Jilgueros en los ojos (Nicanor García Ordiz), seguido con interés por un importante número de lectores, que ve la luz a través de este medio.

El autor, que ha apostado por esta edición gratuita y accesible para cualquier persona a través de internet, ha reservado dos relatos en exclusiva para quienes adquieran el libro en el formato tradicional, ya que considera que su contenido podría dañar la sensibilidad del público infantil. Pesadilla y otras movidas se puede adquirir en formato papel, en las librerías Calle, Cobos y Otero de Bembibre, al precio de 10 euros.

Alberto Arias nos presenta así su libro:

Este libro está escrito para el entretenimiento y disfrute del lector, que yo ya me entretuve y disfruté escribiéndolo. Son un conjunto de historias cortas que escribí cuando se me ocurrieron y donde se me ocurrieron. Cada una de su padre y de su madre (en este caso un hermafrodita como yo), tan variopintas como una pesadilla real que da título a este libro, un Tente vengativo, una cita a ciegas un poco extraña, unos chavales jugando a rol... en fin, de todo un poco, que dicen que en la variedad está el gusto. Poco más, como siempre digo... espero que os guste.


El primer relato: Ojo por ojo

Ojo por ojo tuvo un origen y un fundamento bastante casual. Recién mudado a casa de mi abuela en Bembibre,  subí un día a la buhardilla a ver las cosas estas que se guardan de cuando eras pequeño, y me encontré con que había un montón de Tentes, que para los no puestos en el tema, son como unos Transformers en plan Lego, o sea, que se pueden montar y desmontar y además se podían transformar en robots y en otras cosas. Por supuesto los volví a montar, en un periquete (es curioso lo distintas que son las mismas cosas a distintas edades), y los bajé a mi habitación para reubicarlos en una estantería de la misma. Allí, quedándome el último por colocar y con mi habitual torpeza, se me resbaló de las manos e inició su vuelo sin retorno hacia el suelo, pero anduve rápido de reflejos para variar y lo agarré antes de que cayera... ding dong, ideota (que conste que no me he equivocado con la e).

Con periodicidad mensual irán apareciendo cada una de las 6 narraciones que componen la obra en su formato digital, y que pueden seguir a través de Bembibre Digital en la sección específica que hemos preparado al efecto, accesible muy fácilmente en la zona derecha de la página.

Pueden acceder también al primer relato, Ojo por ojo, a través de este enlace

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador