Ángel María Villar llegó esta tarde a Bembibre donde fue recibido por la Corporación municipal en el Ayuntamiento. El alcalde, José Manuel Otero, expresó su agradecimiento por el hecho de que la Copa del Mundo haya llegado a la capital del Bierzo Alto, aunque “con algo de retraso”, lo que ha provocado una masiva afluencia a la sala central del pabellón Bembibre Arena donde permanece expuesta desde el viernes.

Villar firmó en el Libro de HonorVillar destacó que la Selección Española trajo para casa una réplica de la Copa, nunca la original que no se entrega al equipo ganador. Eso sí, “la original es muy pobre porque no vale más que dinero, mientras que ésta tiene el afecto y cariño de toda España”.

El botillo no es nuevo para el mantenedor, cuyo sabor ya conoce pero “un botillo sucedáneo, nunca en Bembibre”. Ante un aforo completo en el pabellón de deportes de la Junta Vecinal enalteció esta fiesta a la cual, después de tantos años de historia, por vez primera llega una persona relacionada con el deporte.

Uno de los protagonistas directos fue Marianín, el ex jugador del Atlético Bembibre a quien recordó Ángel María Villar. Concretamente porque compartió con él equipo en la Selección Española y el debut de ambos fue en un partido contra la Selección de Turquía en Estambul. Fue en el año 1973.

En el acto, el alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, expresó sus buenos deseos al mantenedor, sobre todo teniendo en cuenta que actualmente es candidato a la presidencia de la Federación Española de Fútbol. Y en concreto porque “por aquí pasaron José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero”, quienes posteriormente ocuparon la presidencia del Gobierno.

 

En su discurso ante un pabellón repleto hasta el último asiento, Villar lamentó que el botillo sea un plato “que no figurara en la despensa habitual de los deportistas hasta que colgaran los hábitos”. Se refirió al Mundial de Sudafrica y sintió que en aquella “noche gélida” no hubieran tenido el embutido para prepararles el cuerpo “para lo que iba a llegar”, en alusiones a la final del Campeonato del Mundo.

El acto central contó con la participación de la cantante Tamara que interpretó algunas de las canciones más destacadas de su carrera, muy concretamente sus últimos éxitos. La artista atrajo a varias personas que acudieron a los pabellones para disfrutar de su actuación, en muchos casos incluso acompañando con palmadas los ritmos de sus canciones.

En la cena, una vez que se sentaron los comensales llegó nuevamente la Copa del Mundo de Fútbol. Fue de la mano de Marianín quien, acompañado por la Banda de Gaitas de Bembibre, colocó el trofeo en la ubicación presidencial sobre la mesa.

La Selección Nacional de Fútbol Sala podría venir proximamente a Bembibre

Durante la cena Villar recibió la noticia de la victoria de la Selección Española de Fútbol Sala, que venció a Rusia consiguiendo su sexto título europeo. Posteriormente, el alcalde de Bembibre, Manuel Otero, propuso a Ángel María Villar que el conjunto nacional de Fútbol Sala recale en Bembibre para disputar un partido en las instalaciones locales. Al mantenedor le pareció buena idea esta propuesta e invitó al presidente de la Federación Castellano y Leonesa, Marcelino Maté, a que inicie las gestiones oportunas para llegar a buen puerto.

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360