El desfile y posterior concentración de pendones se han convertido en un complemento del pregón festivo que aporta el colorido a la plaza Mayor. Un año más, los grupos participantes iniciaron la bajada de pendones desde el Santuario hasta la plaza, donde aguardaron el inicio del pregón de Virginia Calvo.

La plaza Mayor estuvo abarrotada de una multitud que recibió a los pendones y permaneció hasta después del discurso de la pregonera. Como colofón final después del chupinazo de inicio de las fiestas, el Patronato Municipal de Fiestas sirvió un bollo preñado con bebida a los asistentes.

Este año también participó en el desfile la asociación de Caballeros Bergidum Templi, que protagonizará el sábado la Jornada de Recreación Templaria de 10 a 14 horas y de 17 a 20.30 en el campo de Los Juncos.
warhol_360