Un pasacalle cargado de efectos pirotécnicos recorrió las calles de Bembibre con motivo de las Fiestas del Cristo. Carretillas, tracas, pirotecnia estática, figuras con chispas, ruido y color que desataron sensaciones y emociones entre el público asistente. El espectáculo tuvo como hilo conductor a una discoteca muy peculiar que convocó a la población a bailar “La Danza de la Muerte”, al pasar lista faltaban los personajes más importantes de la sociedad, y la Dama de la Guadaña junto al pueblo soberano inició la búsqueda de los “no presentados”.



Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador