Los Celtas Cortos en un momento de su actuación en BembibreEl grupo vallisoletano se presentó en Bembibre ante unas 2.000 personas, derrochando energía y con muchas ganas de agradar. Desde la primera canción conectaron con un público rendido a la fuerza y vitalidad que desprende la banda.

El sonido de Celtas Cortos, con el tiempo, ha ido derivando más hacia el rock en detrimento de los ritmos celtas. Sin embargo conservan esos arreglos de violín, gaita, flautas y acordeón, que los hacen tan peculiares, junto a sus letras cargadas de denuncia social.

Comenzaron con los temas más actuales y más “cañeros”, para ir dando paso a los más clásicos y emblemáticos de la banda, acompañados por un espectáculo audiovisual de luz, imágenes, voces en off, y una puesta en escena bien trabajada.

Para finalizar, después de un bis con 5 canciones más, el grupo bailó en el escenario con todos los asistentes, manteniendo la comunión con el público hasta el último momento, completando uno de los mejores conciertos que han pasado por Bembibre en los últimos años.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador