La Casa de las Culturas de Bembibre cuenta desde hoy con una nueva obra entre sus fondos. Se trata de un cuadro donado por la artista Virginia Calvo, una vez clausurada la exposición “Avatares”, a través de la cual nos ha hecho partícipes de una parte de su obra.

Se trata de un autorretrato muy personal, en el que Virginia utiliza “blablabras” en lugar de palabras, como un código secreto que nadie más puede descifrar. Mientras deja asomar en una esquina la imagen de su rostro, impregnada por la obra de Edvard Munch, y flanqueada por dos pequeñas esculturas con sus características espirales.

Virginia eligió este autorretrato titulado “Soñé que blablabas y blablando desperté”,  por el significado especial que tiene para ella. “Es un cuadro al que le tengo un cariño especial... y que mejor sitio que Bembibre y La Casa de las Culturas para dejarlo”

Elaborado en técnica mixta sobre madera, tiene unas dimensiones de 146 x  96 cm, y reúne los principales elementos que forman parte de la obra de Virginia Calvo: la pintura, el color, la palabra, la escultura y las espirales.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos