La Casa de las Culturas acoge desde el día 3 al 31 de mayo, la exposición Mineros: Imágenes, gestos, voces, que muestra el trabajo de los mineros a través de la cámara de los fotógrafos Carlos Portillos, Javier Hernández “Gatsu” y Juan Fernández Castaño. La Muestra fotográfica que se presenta es una producción de 1997 realizada por la Filmoteca de Castilla y León, en colaboración con estos tres fotógrafos. 

El tema escogido para elaborar el proyecto, fue la creación de un archivo fotográfico que se centró en la captación de imágenes referidas a las actividades de los mineros tanto en el trabajo cómo en su entorno más próximo. Para llevar a cabo el mismo se seleccionaron un conjunto amplio de localidades correspondientes a las cuencas mineras de Palencia y León: Guardo, Velilla, Tarilonte, Barruelo de Santuyano, de Palencia, y Valderrueda, Tremor de Abajo, Matarrrosa del Sil, Toreno, Fabero, Caminayo, Caboalles, Torre del Bierzo, Bembibre, Páramo del Sil, Besande y Matallana de Torío, de León. La producción y formalización de la propuesta se prolongó desde 1973 hasta 1997. Fueron necesarios múltiples viajes por los lugares más recónditos, bellos, insólitos e incluso inaccesibles para acceder a los pozos o chamizos. También la imprescindible burocracia para tramitar los permisos de acceso a las instalaciones y convencer a los responsables poder acceder con los picadores hasta la misma veta del carbón, como ocurre con las fotografías realizadas por Carlos Portillo.
 
La muestra está integrada por un conjunto de sesenta fotografías en blanco y negro de pequeño formato, obras de gran calidad tanto técnica como creativa, que nos propone una mirada sugerente, rica en matices y enfoques, de la realidad de la minería.
 
Un proyecto que hoy más que nunca, nos permite, una aproximación y reconstrucción de una parte significativa de nuestra memoria industrial y cultural más próxima, puesto que muchas de estas imágenes hoy son irrepetibles, como consecuencia de la terrible crisis que viene asolando desde las últimas décadas al sector minero, hecho que ha producido la desaparición de la actividad en un gran número de minas y pozos.
 
Este grupo de fotografías parte de un enfoque pluridimensional; se capta, de igual manera, el trabajo en algunas de las minas más importantes de la zona como en los pozos más recónditos o pequeños chamizos. Se plasma lo mismo el ambiente laboral de los picadores entre una penumbra asfixiante, que el trabajo a plena luz en las instalaciones del exterior. Igualmente se muestra a los mineros comiendo, durmiendo o en familia, así como realizando otras actividades de tipo lúdico. Una visión muy completa del mundo del minero, que nos intenta plantear, una aproximación vivencial y sentida de este trabajo tan duro y penoso que fue una parte muy destacada del desarrollo económico e industrial de estas zonas y que en estos momentos está en pleno proceso de desaparición.
 

Comentarios  

0 #1 ............... ......Picador 01-05-2013 18:16
Esta muy bien que un fotografo saque a la luz el oscuro pozo, y nuestras andanzas, por decirlo de laguna manera.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador