La Sala de Exposiciones de la Casa de las Culturas alberga la exposición homenaje a Eloy Vázquez Cuevas (Santa Marina del Páramo 1933-2013) “Eloy, amigo”, organizada por el Instituto Leonés de Cultura, que se podrá visitar entre el 16 de enero y el 5 de febrero.

La Fuerza de unas manos. (Marcelino Cuevas)

Durante muchos años asistí cada día al milagroso nacimiento de fantásticas imágenes sobre el tablero de trabajo de Eloy Vázquez Cuevas. Allí, silencioso, tranquilo, con la sonrisa siempre a punto de brillar en su rostro, con una potente luz sobre el papel y rodeado de incontables pliegos de Letraset, el creador paría, no sin dolor, sus magníficos trabajos publicitarios.

Eloy era capaz de convertir en imágenes las ideas de todo un equipo que funcionaba con la certeza de que él era capaz de hacerlo siempre y de hacerlo bien, pero ¿cuál era su secreto? El gran misterio de Eloy Vázquez residía en sus manos. Manos que nacieron para sufrir con el contacto de la tierra, que supieron en su infancia de lo duro que resulta romper la corteza de los estériles páramos leones. Unas manos que aprendieron, cuando tenían que haberse dedicado a jugar, el fatigoso trabajo de la guarnicionería.

Pero el artista lo llevaba dentro y su inquietud le lanzó a buscar otros horizontes. Su fuerza, su innata habilidad, le sirvieron para ir escalando puestos poco a poco, con la constancia y la dedicación de alguien que se hizo a sí mismo. No es casualidad que Eloy Vázquez llegara a ser un dibujante cotizado y un pintor admirado, fue fruto del trabajo a lo largo de toda una vida, sin desmayos, sin olvidos, sin lagunas… luchando con los materiales, con La maderas, con los hierros, con cartones, papeles, colas y colores.

Y así nacieron sus animales fabulosos creados a partir de la talla y el color. Así sus personajes, siempre tocados por una pequeña dosis de ironía. Sus paisajes, casi siempre inventados. Las fuertes masas pusieron relieve de piedra pómez a sus cuadros. Y su pintura pasó por cien etapas diferentes, desde las geométricas, en las que se encontraba como pez en el agua, hasta un potente expresionismo al que llegó desde la realidad primaria. Sin que faltara en su catálogo una interesantísima serie de esculturas.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador