Si Paco Vázquez esperaba un buen plato de botillo para deleitar su paladar, el mantenedor también deleitó a los bembibrenses con un discurso inteligente y mucho sentido del humor.

Como viene siendo habitual, la gala del Festival Nacional de Exaltación del Botillo tiene dos protagonistas. Por un lado, el mantenedor, el encargado de defender las virtudes del embutido 'rey', de pregonar sus excelencias, y de garantizar la continuidad de esta fiesta tan característica del Bierzo. Y por otro lado la actuación musical, que este año corrió por cuenta de la artista Diana Navarro, que cautivó al público asistente con una parte de su repertorio y de sus canciones más populares. Para ir abriendo boca poco antes de la cena.

Los locutores de la Cadena Ser, Fernando Tascón y María Domínguez, fueron este año los encargados de conducir la gala del Festival del Botillo, que se inició con la apertura de la concejala de Cultura, Laura Álvarez. Fue la edil la encargada de dar a conocer el nombre del ganador del concurso literairo, la gaditana Nélida Leal Rodríguez, con el relato "Código B".

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, aprovechó su intervención para hacer incapie sobre el caracter literario del festival, haciendo alusión a todos los ganadores de las distintas ediciones. Tambien destacó en su intervención el papel de los mantenedores a lo largo de estas cuarenta y dos ediciones.

Y ya el turno del mantenedor, Paco Vázquez, la máxima autoridad del XLII Festival Nacional de Exaltación del Botillo, que puso de manifiesto que el origen del botillo no es romano como sostienen algunas teorías, sino que su nacimiento hay que buscarlo en las cocinas monacales, y más concretamente en el monasterio de Carracedelo. Toda su intervención estuvo salpicada de referencias al refranero español y anécdotas personales de su paso por el Bierzo.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE} 

warhol_360