El alcalde de Bembibre, Manuel Otero, hizo entrega formal de la distinción que acredita al pintor Amable Arias (1927-1984) como "Hijo Predilecto de Bembibre", en el marco de la exposición "Bembibre, cruces estéticos de la obra de Amable Arias", que estará abierta al público hasta el 11 de junio en La Casa de las Culturas.

Recogió el documento la presidenta del Instituto de Estudios Bercianos, Mar Palacio, en nombre de la viuda del pintor, Maru Rizo, que no pudo desplazarse a Bembibre desde su residencia en San Sebastián por motivos de salud.

El profesor Jovino Andina, quien mantuvo una estrecha relación epistolar con Amable Arias, abrió el acto con un interesante y muy completo resumen de la vida del artista, donde quedó patente la influencia que Bembibre y el Bierzo tuvo en su obra, y el cariño que el pintor sentía por su tierra. No en vano casi la mitad de los óleos y dibujos del artista tienen como motivo, personas o lugares del entorno de Bembibre.

A continuación Mar Palacio leyó unas palabras de Maru Rizo, en las que reflejaba su agrado "sobremanera" tanto por la exposición como por el nombramiento de "Hijo Predilecto", y al mismo tiempo explicaba la ambigüedad de sus sentimientos: "por un lado el gozo de ver que la obra de Amable va consiguiendo ser valorada gracias a un trabajo que, a veces  casi me sobrepasa, y por otro lado, un sentimiento de desconsuelo por el tiempo transcurrido, ese tiempo existencial en Amable, pues hace más de 30 años que falleció".

Para terminar Nicanor García Ordiz y Mar Palacio leyeron cuatro poemas, recogidos en el catálogo de la exposición, en los que la reconocida poeta, también bembibrense, Pilar Blanco, daba respuesta a algunos versos de Amable Arias extraídos del libro "La mano muerta", acompañados por la música de la joven intérprete Lucía de Anta.

 

Maru Rizo quiso finalizar su escrito, con unas palabras de Amable que reproducimos a continuación: "El arte es sublimación, una especie de sueño donde se unifican o se vuelven del revés nuestras insatisfacciones. Sólo que más distante del yo, es oportuno para que otros seres entren a oír, ver, o sentir este enrevesado mundo y, por ende, el más directo medio de comunicación. El otro es el amor".

 

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE} 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador