Con la publicación del volumen “Miscelánea”, presentado ayer en Ponferrada, la Biblioteca Gil y Carrasco sigue avanzando en su ambicioso proyecto editorial en torno a las obras completas del escritor Enrique Gil y Carrasco, de cuyo nacimiento se cumplen el próximo mes de julio nada menos que dos siglos.

La Biblioteca Gil y Carrasco se compone de diez volúmenes, de los que ocho corresponden a las obras completas de Gil, y los dos últimos recopilan los principales estudios y ensayos escritos en universidades de todo el mundo sobre el poeta y novelista, y en concreto sobre su relación con El Bierzo.

Este volumen de críticas literarias ahora presentado es gemelo de “Crítica teatral”, editado en diciembre: ambos contienen los artículos y ensayos que Enrique Gil escribió en los años florecientes de su carrera como “el primer crítico de Madrid” y nos descubren a un humanista de profunda cultura, atento a la vanguardia europea del momento.

En efecto, Miscelánea trata de libros que eran novedosos para el público español en 1840 y siguen siéndolo hoy. Enrique Gil, atento a las novedades de Londres, París y Berlín, lector de Byron, Chateaubriand o Humboldt –años antes de llegar a conocerle personalmente-, asume ante los lectores de la prensa madrileña una tarea didáctica: tan pronto divulga los entresijos de las sagas vikingas como avanza las últimas tendencias de la literatura americana.

 

Invitación a la lectura

Esta edición que presenta BIBLIOTECA GIL Y CARRASCO, al cuidado de Valentín Carrera, ilustrada con un centenar de imágenes de época, ofrece los textos cotejados con la primera edición, documentando las obras o lugares mencionados, o pasajes que Gil cita de memoria, prodigiosa memoria. Además, tres Lecturas guían al lector deseoso de profundizar en la obra del cisne sin lago. La novelista Noemí G. Sabugal analiza las claves de Gil como reportero cultureta, desentraña los resortes del oficio en Gil, sus tribulaciones y rigor cuando tiene que criticar a los amigos, o su entrega a la causa literaria de Hoffmann versus Walter Scott. El profesor José Luis Suárez Roca, que lleva décadas estudiando al romántico leonés, aporta una panorámica global de las Ideas estético-filosóficas en la obra periodística de Enrique Gil y nos descubre un Gil analítico, pensador, filósofo, historiador del arte. Por último, el novelista César Gavela introduce con precisión los artículos más complejos de esta Miscelánea, cuyas claves no son fáciles al lector contemporáneo, y nos invita a leer a Enrique Gil en el siglo XXI con perspectiva de rabiosa actualidad, sin perder su dimensión histórica. O viceversa.



A lo largo de 260 páginas, Miscelánea reúne once ensayos de Gil, publicados en prensa entre 1839 y 1844, de muy variada índole: las poesías de Espronceda, los cuentos fantásticos, el romance histórico, la filosofía de Luis Vives, Erasmo, el Descubrimiento de América y la epopeya de Cristóbal Colón, los Comuneros de Castilla, las sagas de la mitología escandinava o los viajeros ilustrados. Y en cuanto a autores: Zorrilla, Hoffmann, Espronceda, Duque de Rivas, Vail, Navarrete, Irving, Rafn, Cook, Borrow… he ahí el por qué de esta Miscelánea, cuyo hilo común es la verdadera pasión de Gil por la literatura.

El libro –del que también hay versión digital disponible en eBooksBierzo, Amazon y Casa del Libro-, está ya a la venta en las principales librerías de toda España (con un módico precio de 20€), distribuido por Latorre Literaria y será enviado directamente en breve a los suscriptores de la Biblioteca Gil y Carrasco, que cumple así su propósito de poner la obra de Gil y Carrasco al alcance de todos los públicos en la doble versión, papel y digital, al filo del próximo Año Romántico 2015.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Comentarios  

0 #1 ...Aida 18-01-2015 18:29
Menos mal que tambien hay buenas noticias. ;-)

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador