La concejalía de Cultura ha ratificado su apuesta por las Tardes Literarias que esta edición potencia la presencia de escritores bembibrenses con Eduardo Keudell y Jovino Andina, así como los leoneses Tomás Álvarez y Ana Cristina Herreros. Periodismo, psicoanálisis y pensamiento crítico, Antonio Pereira, cuentos infantiles y hasta Gil y Carrasco y personajes de Bembibre tendrán cabida durante estas cuatro sesiones mensuales que darán comienzo el próximo día 25 de febrero bajo la batuta de Manuel Cuenya, que vuelve a coordinar el ciclo Tardes Literarias de Bembibre.

El escritor y periodista afincado en Viñales, Eduardo Keudell, abrirá el ciclo el próximo miércoles día 25 de febrero a las 20 horas. Cuenya destacó por encima del resto su faceta literaria: “está en la agencia Balcells junto a premios Nobel como García Márquez, Vargas Llosa o Pablo Neruda”, así como otros destacados escritores del panorama internacional. Entre sus publicaciones cabe mencionar “El Sino”, “Ese extraño cansancio”, o “El cazador”.

Además, “ha sido redactor jefe de El Correo Catalán, redactor de internacional de El Periódico, columnista de diferentes medios con más de 2.000 artículos escritos”, enfatizó el coordinador. Actualmente está escribiendo una novela y un ensayo, y en su obra “aborda el pensamiento crítico y el psicoanálisis”.

Un mes más tarde, el 25 de marzo, será el turno de Tomás Álvarez, un “todo terreno del periodismo”, adjetivó Cuenya, que también ha tenido un papel destacado en la literatura con “El Camino de Santiago para paganos y escépticos”. Se trata de “un periodista que se ha movido por todo el mundo con la agencia EFE, que ha vivido en diferentes países del mundo entre ellos Argentina”.

Tomás Álvarez es el director de las Jornadas Periodísticas dedicadas a Mayte Almanza en Astorga.

De nuevo un bembibrense, Jovino Andina, el día 22 de abril. Un bembibrense que tanto a título personal como en su condición de maestro ha participado activamente para potenciar la cultura local. “Un hombre comprometido con todas las causas junto a la cultura bembibrense”, no dudó el valorar Cuenya.

Su intervención se centrará en la figura de Gil y Carrasco y en la novela “El Señor de Bembibre”, aprovechando la celebración de Año Romántico. Pero Cuenya confía que su presencia dé para mucho más adentrándose en el papel de “personajes singulares” locales como Villarejo, Vatemar o la nocedense Felisa Rodríguez.

Al respecto, Manuel Cuenya aprovechó e hizo un guiño para pedir al Ayuntamiento un reconocimiento a Jovino como Hijo Adoptivo. “Si no existiera Jovino Andina habría que inventarlo”, dijo el coordinador del ciclo.

La última sesión correrá por cuenta de la leonesa Ana Cristina Herreros, el día 22 de mayo. Redactora y “una de las mejores contadora de cuentos” que de hecho trasciende al ámbito internacional. Algo que “tiene mucho mérito”, añadió Cuenya.

Pero además destacó su vínculo estrecho y directo con la obra de Antonio Pereira. De hecho, codirige la editorial Siruela que editó todos los cuentos del escritor villafranquino. Actualmente también participa en la editorial Libros de las Malas Compañías. “Hablamos de una mujer muy interesante”, concluyó Manuel Cuenya.

Todas las sesiones tendrán lugar en la Casa de las Culturas a las 20 horas.

 

 

Un programa cultural con un público fiel

En el acto de presentación, tanto la concejala de Cultura, Laura Álvarez, como el alcalde José Manuel Otero, expresaron la apuesta del Ayuntamiento por una actividad que ha conseguido mantener un público fiel. “Aunque es cierto que en todas aquellas actividades culturales no suele haber mucha gente hay gente fiel y seguimos apostando”, declaró el primer edil. Otero valoró significativamente la presencia en las Tardes Literarias de los bembibrenses de adopción Eduardo Keudell y Jovino Andina, y remarcó la temática sobre Gil y Carrasco que abordará este último.

Los "grandes intelectuales nunca vienen a Bembibre"

Tanto los dirigentes municipales como Manuel Cuenya hicieron un llamamiento a la participación en estas actividades culturales de Bembibre. Y muy concretamente el coordinador del ciclo lamentó la ausencia de una programación docente de los institutos que tenga relación con estas actividades de tal modo que incentiven a los alumnos a participar en las Tardes Literarias.

Más crítico se mostró con “los grandes intelectuales” de la comarca berciana, de quienes no quiso dar nombres pero que, dijo, “nunca vienen a Bembibre, siempre Bembibre tiene que ir a Ponferrada”. Puso como ejemplo la calidad de autores como Julio Llamazares que participó el pasado año, “con todos los respetos hacia todos los demás, que despertó la atención del público, aún así no vinieron del Bierzo Bajo y Ponferrada”.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos