La sección Carboncillo y Pluma les trae en esta ocasión, de la mano de Luis Miguel Rodríguez Blanco y Nicanor García Ordiz, el retrato artístico y literario de un bembibrense excepcional, pintor, escritor, y militar republicano. Precisamente su defensa de la república como capitán del Estado Mayor fue lo que le llevó a pasar algunos años en la cárcel de Carabanchel, desde mayo de 1941 hasta su excarcelación en septiembre de 1944. Regresa entonces a Bembibre, renunciando a las posibilidades de proyección profesional que le ofrecía el Madrid de la época.

Años más tarde funda una academia de enseñanza con Veremundo Núñez y José García Álvarez, en la que imparte clases de literatura, historia y pintura. Fue una de las primeras personas que se preocupó por investigar la historia de Bembibre; y a él le debe también su escudo el Atlético Bembibre, todo un lujo del que puede presumir el club, diseñado para la primera participación en competiciones oficiales tras la guerra civil.

Gago fue un extraordinario dibujante. Sus láminas ilustraron varios libros, “La rosa de fuego”, “¡Pobre chica, la que tiene que servir!”, “Paulina Bonaparte” y “La Venus Imperial” del dramaturgo madrileño Álvaro de Retana, quien le propuso la realización de 40 dibujos para dos series sobre mujeres famosas, que hubiera supuesto su consagración como ilustrador, pero no pudo realizarlos ya que la muerte le sorprendió antes, el 26 de septiembre de 1969.

Pueden acceder a esta sección desde el banner situado en la parte central de la página o desde este enlace

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

Comentarios  

0 #1 Merecido 04-03-2015 15:26
Si hay una persona que merezca los elogio y el reconocimiento por sus muchas facetas en el ámbito de la cultura, por parte de sus conciudadanos, ese es Antonio Gago González. Felicito a los artistas que han pensado en él, extraordinario retratista, para plasmarlo en carboncillo. Además, con la particularidad de su singular fisonomía, en la época de galán no había dama que no admirara su belleza y simpatía; eso se lo oí comentar a mi querida madre.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador