Como ya había anunciado el alcalde de Bembibre, Manuel Otero, durante la recepción a Don Enrique Gil y Carrasco como mantenedor del último Festival del Botillo, encarnado por el actor ponferradino Álvaro Caboalles, se han completado los trámites para nombrar al autor del Señor de Bembibre, Hijo Adoptivo de la Villa.

Este reconocimiento póstumo, al más destacado de los escritores bercianos, se oficializó en un acto sencillo “como le habría gustado a él” según apostilló el alcalde, frente al busto que preside el parque que lleva su nombre.

Federico Fernández aprovechó la ocasión para recitar una selección de versos pertenecientes a varios de sus poemas más conocidos, como “La gota de rocío”, “El ruiseñor y la rosa”, o “El cautivo”.

La interpretación de Lucía de Anta a la flauta travesera sirvió para finalizar el acto.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador